CEF NOTICIAS
Policiales

Santa Fe: Quiénes son los siete presos mas peligrosos trasladados a cárceles federales

Siete presos de “alto perfil” de la cárcel santafesina de Piñero, de la cual el último domingo se fugaron ocho reclusos tras un ataque a tiros organizado por cómplices en el frente del penal, fueron trasladados este viernes a la Ciudad de Buenos Aires (CABA) para ser alojados en dependencias del Servicio Penitenciario Federal, informaron fuentes oficiales.

Se trata de jefes de organizaciones narcotraficantes y jóvenes de grupos criminales violentos que están acusados de haber concretado algunos de los asesinatos que pusieron a la ciudad de Rosario al tope de la tasa de homicidios del país en los últimos años.

El ministro de Gobierno santafesino, Roberto Sukerman, dijo a Télam que “es el traslado de presos a cárceles federales más importante de la historia, pero no es el único que se dio en el último tiempo”.

“Es el traslado de presos a cárceles federales más importante de la historia, pero no es el único que se dio en el último tiempo”

Roberto Sukerman

El funcionario explicó que Santa Fe posee unos 500 presos federales en cárceles provinciales, por lo que se venían realizando traslados “en cuentagotas”, mientras se termina de construir una prisión nacional en la provincia “que estuvo paralizada en los cuatro años del macrismo”.

Si bien aseguró que el traslado de los siete presos “ya se venía trabajando” desde hace tiempo, Sukerman admitió que “lo de la fuga lo precipitó”.

El último domingo ocho presos se evadieron de la Unidad Penal 11 (UP11) ubicada en la localidad de Piñero, cuatro de los cuales fueron recapturados.

La fuga tuvo el apoyo externo de tres personas que cortaron un alambre perimetral del penal e ingresaron a los tiros contra el personal del Servicio Penitenciario.

Nombres e información de los siete presos

Los siete trasladados este viernes como consecuencia de la fuga son Esteban Lindor Alvarado; Brandon Bay; Julio Rodríguez Granthon; Joel Pucheta; René Ungaro; y los hermanos Alan y Lautaro Funes.

Todos poseen causas por homicidios en la Justicia ordinaria santafesina y expedientes federales por violación a la ley de drogas, lo que permite el traslado a unidades penales del Servicio Penitenciario Federal, previo consentimiento de los jueces de ambas competencias.

– Esteban Alvarado: está procesado e irá a juicio por el transporte de casi
500 kilos de marihuana de Rosario hacia la Patagonia. En la Justicia local
está imputado como instigador del asesinato de un prestamista y jefe de una
asociación ilícita mixta -de la que participaban varios policías- que
cometió múltiples delitos, entre ellos presunto lavado de dinero a través
de una red de sociedades y testaferros. Cumplió una condena por robo de
autos en la provincia de Buenos Aires.

– Brandon Bay: el joven de 25 años es el jefe de la banda de “Los
Gorditos”. Cumple una condena a 5 años por balaceras, extorsiones y
usurpaciones y, desde la cárcel, comandaba la venta de drogas al menudeo a
través de sus hermanas. Está vinculado a la muerte de las dos personas
descuartizadas cuyos restos fueron distribuidos en contenedores de
residuos. Por ese hecho, el exministro de Seguridad Marcelo Sain consideró
que Bay “es un animal que ordena matar a lo mexicano”. Lidera una
“franquicia” de Los Monos para el comercio de estupefacientes en el sur de
Rosario y en la ciudad de San Lorenzo.

– Julio Rodríguez Granthon: conocido como “Perú” o “Peruano”, por su
nacionalidad, el joven aviador de 28 años es considerado “uno de los
principales abastecedores de cocaína” de máxima pureza en Rosario. Desde
2017 está detenido en una causa menor por drogas, pero el año pasado se
elevó a juicio otro expediente por el mismo delito en el que se asegura que
comerciaba 12 kilos por mes. También está imputado como partícipe necesario
del asesinato del exconcejal rosarino Eduardo Trasante, ya que se comprobó
que desde la cárcel ordenó comprar el auto robado con el que se cometió el
crimen.

– Joel Pucheta: condenado a 21 años de prisión por el homicidio a golpes de
una anciana de 85 años, ocurrido en 2002, y por varios hechos de robo,
Pucheta sumó una sentencia en 2019 por narcotráfico junto al jefe de la
banda “Los Monos”, Ariel “Guille” Cantero. Pero no fue como miembro del
mismo grupo, sino como competidor en un “búnker” de venta de drogas que se
disputaba con la conocida banda rosarina.

– René Ungaro: conocido como “Brujo”, está preso desde 2010 como autor del
asesinato del entonces jefe de la barrabrava de Newell’s Old Boys, Roberto
“Pimpi” Camino, por el que fue condenado a 17 años. En mayo pasado fue
sentenciado a 7 años por comandar desde la cárcel una asociación ilícita
que cometía delitos violentos y tiene una causa federal por narcotráfico.

– Alan Funes: miembro del “clan” Funes, una familia ligada al mundo
criminal y la venta de drogas enfrentada a los “Camino”, Alan fue condenado
en mayo a 35 años de cárcel por un homicidio, dos tentativas, abuso y
portación de armas y como miembro de la asociación ilícita liderada por
René Ungaro.

– Lautaro Funes: “Lamparita” es hermano de Alan Funes. En febrero de 2019
fue condenado a 7 años de prisión como miembro de una asociación ilícita y
por su participación secundaria en un asesinato. También posee una causa
federal por comercio de drogas.

Detalles del traslado

Los reclusos fueron trasladados en una combi del Servicio Penitenciario de Santa Fe hasta el Centro de Detención Judicial de los Tribunales Federales, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, preciaron las fuentes.

Agregaron que en las próximas horas el Servicio Penitenciario Federal decidirá sus destinos a alguno de los penales bajo su órbita.

El ministro Gobierno explicó que, además del traslado de presos, Santa Fe trabaja en la construcción de un paredón perimetral en Piñero, en la adquisición de escáner para las visitas y el personal y en la reorganización de los presos según su peligrosidad.

“No puede ser que un preso de alto perfil tenga las mismas condiciones que un preso común”

Roberto Sukerman

“No puede ser que un preso de alto perfil tenga las mismas condiciones que un preso común”, sostuvo Sukerman.

En la misma cárcel cumplen condena, también, algunos de los cabecillas de la narcobanda “Los Monos”.

Además, el funcionario señaló que la UP11, construida en 2006 para albergar delincuentes comunes, no posee las condiciones para alojar a jefes de organizaciones criminales complejas.

“El socialismo construyó cárceles como gallineros, con alambrados, y uno tiene que cuidar a personas sumamente peligrosas”, apuntó el ministro.

NOTICIAS RELACIONADAS

CEF Noticias | Hay una rata en el placard: Donde estaba el presunto testaferro de Jaime

CEF NOTICIAS

Ensenada: Detienen a profesora y su marido por pedofilia en Punta Lara

CEF NOTICIAS

Bahía Blanca: Marcha y fuertes acusaciones por la muerte de Micaela

CEF NOTICIAS

Deja un comentario