Santa Cruz recibió más que las regiones inundadas para obras hídricas

Según datos oficiales, se destinó más dinero del Fondo Hídrico a las represas de Santa Cruz que a las obras para evitar el desborde de cauces por inundaciones.

lujan-inundados

En lo que va del año se destinaron 947 millones de pesos del Fondo Hídrico a las represas de la provincia de Santa Cruz, mientras que para contener inundaciones apenas fueron 250 millones de pesos, según datos oficiales de la Unidad de Coordinación de Fideicomisos de Infraestructura.

Las inundaciones volvieron a generar problemas graves en muchas localidades y regiones productivas de la provincia de Buenos Aires y buena parte de los recursos para evitar que eso suceda están en manos del gobierno nacional, expresó el sitio Valor Soja.

En el primer semestre de 2015 el Fondo Fiduciario de Infraestructura Hídrica (integrado a partir de una tasa que se aplica sobre la venta de nafta y GNC) originó recursos por 2586 millones de pesos. Pero en lo que ha transcurrido de 2015 aún no se asignó ninguna partida del mismo para realizar nuevas obras hídricas.

La Unidad de Coordinación de Fideicomisos de Infraestructura (Ucofin), dependiente del Ministerio de Economía de la Nación, informó que en enero-junio de este año se destinaron 452 millones de pesos a las provincias y municipios para abonar obras en curso.

Mientras que otros 250 millones fueron asignados al Plan Federal de Control de Inundaciones (en el cual se incluye el Plan Maestro Integral del Río Salado).

«El dato es que en lo que va del año se asignaron 947 millones de pesos (244 millones más que para contener inundaciones en todo el territorio nacional) a las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner, las cuales serán construidas en el Río Santa Cruz por un consorcio integrado por la corporación china Gezhouba Group Company y Electroingeniería S.A», informó Valor Soja.

Una información de febrero de este año– indicaba que «el financiamiento ofrecido por el consorcio cubre el 100% del costo de la obra, incluyendo impuestos» y se trata de una suma anunciada de 4714 millones de dólares.

«Pero al parecer se necesitó un refuerzo del Fondo Fiduciario de Infraestructura Hídrica», se indicó. La diferencia entre ingresos y egresos en el primer semestre de 2015 arroja un remanente de 1205 millones de pesos. Es decir: un monto que, en teoría, debería estar disponible para obras hídricas.

La subutilización de los recursos del Fondo Fiduciario de Infraestructura Hídrica no es una novedad: pero en el último año el fenómeno se agravó porque, debido a la inflación, se optó por congelar la realización de nuevas obras para evitar que se licuen los recursos disponibles orientados a saldar obras en ejecución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.