CEF NOTICIAS
Sociedad

Reclaman cárcel común para sacerdote abusador

Víctimas y familiares de víctimas de abuso sexual realizaron hoy una pegatina de carteles en el frente de la Fiscalía de La Plata en reclamo de que el sacerdote Raúl Sidders, acusado de abusar de una alumna de 11 años, cumpla la prisión preventiva en una cárcel común y no en su domicilio.

El juez de Garantías de La Plata, Agustín Crispo, otorgó ayer la prisión preventiva, con el beneficio de la prisión domiciliaria y uso de tobillera magnética, al sacerdote Raúl Sidders, pero la medida no se cumplió porque fue apelada por la víctima.

“Hicimos esta intervención para mostrar todas las personas que se solidarizan con Rocío (nombre de la víctima) y exigimos prisión efectiva y cárcel común para Sidders, que no haya privilegios para él”, explicó  Julieta Añazco, quien fue abusada de niña por el sacerdote Héctor Giménez.

La victima de abuso infantil remarcó que “ya bastantes privilegios tuvo Sidders, quien fue detenido y trasladado en una camioneta de vidrios polarizados para que no se lo pueda ver o fotografiar y que ahora obtuvo la prisión domiciliaria invocando una dolencia cardíaca de hace años por la cual debe tomar todos los días vitamina B12”.

“La Iglesia tiene muchos privilegios y las víctimas ya no queremos que eso siga así”, remarcó.

La mujer adelantó que el próximo viernes “vamos a hacer una volanteada en las inmediaciones del Colegio San Vicente de Paúl (donde daba clases el sacerdote) para que los vecinos conozcan la causa y también que sepan cuáles son las señales de alerta para que los padres sepan si sus hijos e hijas pueden estar sufriendo abuso”.

Añazco remarcó que las víctimas de abuso sexual “sufren daños en muchos casos irreversibles, en muchos casos las víctimas se terminan quitando la vida porque no pueden soportar los recuerdos que vienen de esos abusos, recuerdos que no podemos parar”.

“Otras veces las víctimas caen en adicciones, no a las drogas, sino a la comida o al no comer; y otras bloquean esos recuerdos para poder vivir”, lamentó.

Contó que Rocío, la víctima que denunció haber sido abusada entre los 11 y los 14 años por Sidders “tiene secuelas que le impiden salir de su casa”.

Sidders, a quien los alumnos del Colegio San Vicente de Paúl llamaban en secreto “El frasquito”, porque los obligaba a masturbarse para guardarse su semen en un frasco, está detenido desde el 1 de diciembre último, cuando se entregó luego que se librara una orden de detención en su contra.

Según consta en el pedido de detención, el sacerdote abusó de la menor desde sus 11 años “a quien hacía colocar sus manos en los bolsillos de la sotana y sentir su pene erecto, situaciones que acaecían en el patio de la institución y durante los recreos, lo que provocó un grave daño en la salud mental de la niña”.

“Asimismo, y en las habituales ocasiones en las que recibía el sacramento de confesión, corrompió a la menor mediante explicaciones personalísimas sobre cómo masturbarse, realizar sexo oral y mantener relaciones sexuales con acceso carnal con su novio”, precisó el fiscal en su escrito.

Telam

NOTICIAS RELACIONADAS

Rosario: Perros podrán viajar en taxis y colectivos

CEF NOTICIAS

CEF Noticias | Macri llevó su mensaje navideño al comedor de Margarita Barrientos

CEF NOTICIAS

La Asociación Argentina de Hemoterapia incluyó como impedimento para donar sangre ser homosexual

CEF NOTICIAS

Deja un comentario