Radio América salió del aire, sólo se escucha por Internet

CEF NOTICIAS | La radio fue vendida por los ultra K Spolski y Garfunkel, la compro un empresario correntino que nunca le pago a los trabajadores sus deudas y ahora cortó la transmisión.

radio-america

Trabajadores de Radio América denunciaron que el empresario Mariano Martínez Rojas ingresó hoy a la planta que opera la antena de la emisora y cortó la transmisión, por lo que realizan una emisión de emergencia solamente a través de Internet.

«Martínez Rojas ingresó a la planta en la que opera la antena de la emisora, en Villa Soldati, y cortó la transmisión», informó una delegada de los trabajadores, que mantienen una programación de emergencia desde hace tres meses cuando se inició un conflicto sindical por salarios adeudados y despidos.

«La planta está en Soldati, donde había un operador hasta que ingresó Martínez Rojas con dos personajes de seguridad y cortó la transmisión», contó a Télam Daniela Gisbert, delegada de los trabajadores de la emisora que se ubica en el 1190 AM del dial.

En lo que calificó de «golpe duro» para los trabajadores que sostienen una lucha por el pago de salarios adeudados, Gisbert expresó que «la radio sólo se transmite por internet», en el sitio web 1190america.com.

Gisbert informó que «el Enacom -Ente Nacional de Comunicaciones- no le dio la titularidad a Martínez Rojas, que apareció como comprador pero nunca formalizó los papeles, que están en una nebulosa; hubo cinco acuerdos incumplidos en el ministerio de Trabajo y desde que se retiró Sergio Szpolski quedamos en un limbo».

La situación ocurrió durante el ciclo conducido a la tarde por Matías Colombati y Gabriel Michi, quienes comunicaron que el supuesto dueño «actúa con violencia, premeditación y hechos de censura al sacar un medio del aire, al haber cortado Radio América».

Los conductores condenaron las «actitudes difamatorias» de Martínez «contra trabajadores que hace seis meses están sin salario, sin hacerse cargo de la cobertura social, ni siquiera de trabajadoras que están embarazadas».

«Ratificamos el mandato que tienen nuestros delegados, fieles representantes de nuestros intereses colectivos, y cuando Martínez Rojas los agravia, nos agravia a todos: repudiamos este intento de acallar la radio, de cerrarla al sacarla del aire, lo que es un delito federal», denunciaron.

Uno de los primeros entrevistados durante el programa fue el diputado y secretario general del gremio de los Canillitas, Omar Plani: «Espero que alguien del gobierno revierta esto, que coarta el derecho a la información y ataca derechos laborales», expresó.

Diego Pietrafesa, delegado de Telefé por Sipreba, se sumó a la mesa de conducción en el estudio de Amenábar 23, en Colegiales, para respaldar la campaña por la normalización de las tareas en la emisora, el pago de salarios y el restablecimiento de obra social.

«Si no pudo acreditar que fuera propietario, ¿de quién era el dinero?», cuestionó la abogada Graciana Peñafort, especialista en derecho de la comunicación y una de las autoras de la ley de medios.

Para defender sus puestos de trabajo, el 7 de marzo unos 120 trabajadores comprendidos en los gremios SiPreBA, AATRAC y SAL se hicieron cargo de la transmisión a través de AM 1190 y de la página web http://1190america.com/.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.