Por Messi, Argentina venció con lo justo a Uruguay y es puntero

lionel-messi

En un partido cerrado, Messi fue la diferencia. Rompió la paridad a minutos del cierre del PT: encontró un hueco y sacó zurdazo que se desvió en Giménez. La Selección, que jugó todo el ST con diez por la roja a Paulo Dybala, quedó en lo más alto de la tabla rumbo a Rusia 2018, en el debut de Bauza como entrenador.

En Mendoza volvió Messi, aunque nunca se fue. El 10 fue fundamental para una trabajosa victoria ante los charrúas, que pone a la Selección Argentina en la punta de las eliminatorias sudamericanas y cerca de lograr su pasaporte a Rusia 2018.

El inicio del partido presentó a los celestes replegados en su campo y resistiendo los ataques de la Selección. A los 9 minutos se dio la primera ovación de la fría noche mendocina: Leo combinó en velocidad con Dybala, dejó dos defensores en el camino y aterrizó en el pasto por una fuerte infracción. Sin embargo, esa acción fue un espejismo de lo que sería el desarrolló de la etapa inicial. Es que a pesar de tener el control de la pelota, la Argentina no logró la profundidad necesaria para traducir esa superioridad en el marcador. Recién a los 31, el delantero de la Juventus pudo meter un potente zurdazo que se estrelló en el palo y después rebotó en la espalda del arquero Fernando Muslera. Y cuando parecía que el 0-0 se apoderaba de los primeros 45 minutos, volvió a entrar en acción el capitán: en medio de camisetas celestes, se acomodó la pelota con un taco y desde afuera del área sacó un remate que rozó en la pierna de Josema Giménez y terminó inflando la red. Festejo y desahogo. Al toque, segunda amarilla para Dybala y expulsión para el jugador de la Juventus. El árbitro Julio Bascuñán no tuvo contemplación.

Con un jugador menos, el segundo tiempo cambió de dueño. Uruguay salió a buscar el empate y los dirigidos por el Patón se retrasaron con el objetivo de evitar cualquier sorpresa. Entonces, fue otra vez Leo el que hizo correr el reloj y provocó los aplausos de los hinchas. Rodeado por rivales, comenzó a divertirse y hasta dejó en ridículo a Mathías Corujo, con un exquisito caño. Por suerte para la Argentina, los charrúas no tuvieron una noche lúcida y poco pudieron hacer Luis Suárez y Edinson Cavani en la delantera ante la buena marca de Funes Mori y Otamendi. Con Mascherano multiplicándose por toda la cancha, quedará como una anécdota la entrada de Alario para jugar de ocho. Pitazo final y victoria por 1-0, pero con sabor a renacimiento.

 

https://youtu.be/zFSh90KxcV0

 

«Le doy gracias a la gente por el trato que tuvo luego de lo que había declarado. Lo único que puedo decir es que no engañé a nadie. En ese momento sentía eso, pero cuando hablé con el Patón (Bauza) y los chicos, no podía no volver porque confío mucho en este grupo. Más allá de las finales perdidas, hicimos las cosas muy bien y podemos conseguir los objetivos que queremos. Dentro de este grupo me siento muy feliz», expresó el capitán, al final del partido. Fue ovacionado por medio Mendoza, que se rindió a sus pies. Ahora está en duda para el encuentro del martes frente a Venezuela.

Los otros resultados de esta fecha: Bolivia 2- Perú 0, Ecuador 0-Brasil 3, Colombia 2-Venezuela 0 y Paraguay 2-Chile 1. La tabla de posiciones dejó al equipo argentino en la cima, con 14 puntos. Lo siguen Uruguay, Colombia y Ecuador con 13 y Brasil y Paraguay con 12, mientras que Chile quedó más lejos, con 10 unidades.

La próxima fecha, además de Venezuela-Argentina tendrá los enfrentamientos entre Uruguay-Paraguay, Chile-Bolivia, Brasil-Colombia y Perú-Ecuador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.