CEF NOTICIAS
Politica

Las tres CGT concretan hoy su esperada unificación

cgt

CEF NOTICIAS | Las centrales obreras lideradas por Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo quedarán hoy oficialmente unidas, mediante la dirección de triunvirato, del cual no formará parte Gerónimo “Momo” Venegas, sindicalista cercano al Presidente de la Nación.

La unificación será posible gracias al paso al costado de los jefes de las tres CGT: la Alsina, del metalúrgico Antonio Caló, que estuvo alineada con el gobierno anterior; la Azopardo, del camionero Hugo Moyano, 12 años al frente de la misma; y la Azul y Blanca, del gastronómico Luis Barrionuevo.

No participarán corrientes internas minoritarias y cuyos dirigentes están abiertamente identificados con el gobierno de Mauricio Macri, como el ruralista Gerónimo Venegas, del MUS (Movimiento de Unidad Sindical); o no tan abiertamente, tal el caso del taxista Omar Viviani, del Masa (Movimiento de Acción Sindical Argentino).

Otro sector minoritario, pero considerado el ala “combativa” cegetista, la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), del bancario Sergio Palazzo, participará del encuentro, aun cuando pugne por contar con mayor representación en la futura conducción.

Hoy quedará consagrado el triunvirato acordado por los tres sectores ya desde el plenario de secretarios generales de la CGT del 5 de agosto: Juan Carlos Schmid (dragado y balizamiento), por el moyanismo; el “gordo” Héctor Daer (sanidad), también diputado nacional por el Frente Renovador de Sergio Massa, por la CGT Alsina; y Carlos Acuña (estaciones de servicio), diputado bonaerense massista, por la facción de Barrionuevo.

Una vez más, la conducción pluripersonal transitoria parece confirmar que es la única fórmula posible para lograr la unidad de la CGT ante un Gobierno que representa un cambio de modelo económico respecto del anterior, más aun cuando no es de tinte peronista: un quinteto condujo la CGT posdictadura apenas asumió Raúl Alfonsín; y un triunvirato (Moyano; Susana Rueda, de sanidad, y José Luis Lingeri, de obras sanitarias), en 2003, ni bien asumió Néstor Kirchner.

La fórmula del triunvirato será la resolución principal del congreso extraordinario de apertura, de modo de incorporar al estatuto de la CGT una cláusula de conducción colegiada transitoria, no definitiva, porque en este caso requeriría de una convocatoria con 90 días de antelación. También así se hizo cuando en 2003 se aprobó el triunvirato que por un tiempo condujo la central.

El mecanismo no es inocente. En tanto transitoria, quedaría sin fundamento alguno el argumento central de la impugnación por nulidad del congreso reunificador que presentará ante el Ministerio de Trabajo el ruralista Venegas.

Eso desde el punto de vista legal, porque desde el político, el jefe de los peones rurales de Uatre recibe más críticas. “¿El ‘Momo’ (por Venegas) se olvidó de que en 2004 fue secretario de Interior de la CGT conducida por un triunvirato gracias a una cláusula transitoria como la de ahora?”, se preguntó uno de los operadores del sindicalismo peronista desde hace más de tres décadas.

Los dos ausentes (Venegas, por estar en contra de la unidad, y el taxista Viviani, por pretender una mayor cuota de poder en la futura conducción) cuestionaron primero la conducción colegiada y luego confirmaron su faltazo. Su ausencia, sin embargo, no alcanzará a modificar el rumbo. “A lo sumo, tienen entre los dos un 30 por ciento del total de congresales”, dijo el futuro triunviro Schmid.

La cuestión, según el nuevo oficialismo, pasa por darle a la CGT la máxima representatividad. De allí, por caso, que aún quedan por completar, y seguramente hasta la última negociación del mismo lunes, “cinco o seis secretarías” de las 27 (tres generales, transitorias), más 10 vocalías y cinco miembros del comité arbitral. Esas vacantes apuntan a conseguir el apoyo de sindicatos del Masa que tienen más significación política que numérica de congresales: los mecánicos del Smata (secretaría de producción) y Luz y Fuerza.

La CFT de Palazzo siempre confirmó que participaría de la reunificación y hasta coincidió con una conducción colegiada transitoria, pero sostuvo que en ese caso podría ser más que un triunvirato: “Es una mesa demasiado chica para una unidad tan grande. Daría lo mismo poner 4 o 5 para contener a todos los sectores”, dijo Palazzo.

La CFT, que integran también gráficos y docentes privados, anunciará en el congreso que participará de la marcha federal del 2 de septiembre convocada por la CTA y organizaciones sociales. Convocará a la audiencia pública del 12 de ese mes por la tarifa del gas. Y propondrá un paro de 24 horas para septiembre contra la política económica, confirmó Palazzo a este diario.

“No hay que quemar etapas”, atemperó Schmid. No saldrá del congreso de hoy una convocatoria a un paro general, pero el titular de la poderosa Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (Catt) recordó antecedentes: la protesta por el veto a la ley “antidespidos” y un documento de principios de agosto. “Nunca descartamos el paro general”, dijo.

NOTICIAS RELACIONADAS

El Presidente estará en el cierre de campaña del FdT en Mar del Plata

CEF NOTICIAS

En agosto, un 85% del país podría volver a las escuelas

CEF NOTICIAS

Piqueteros: Después de copar la Plaza de Mayo anunciaron un paro

CEF NOTICIAS

Deja un comentario