Hay posibilidad de epidemia de dengue en la Ciudad de Buenos Aires.

“Hoy la Ciudad de Buenos Aires entera está pintada de Aedes aegypti, ves el mapa y hay sensores positivos prácticamente en todos los barrios”, aseguró Nicolás Schweigmann, director del Grupo de Estudios de Mosquitos (GEM) que funciona en el Departamento de Ecología, Genética y Evolución de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.

Según consta en el último Boletín Epidemiológico Nacional, ya son 179 casos registrados en el ámbito porteño: el año pasado habían detectado 66 en el mismo período de tiempo.

Tranquilamente un infectado puede llegar hoy a una manzana donde está el mosquito y generar un brote. Por lo tanto, si bien no podemos decir que vaya a haber una epidemia de dengue, está todo dado para que tengamos un cuadro parecido al de 2016″, alertó quien en noviembre del año pasado ya había advertido en torno a la necesidad de arrancar con la campaña de prevención.

“Ya es tarde para la prevenciónclaroEstamos a mitad de febrero, en el pico del proceso. Ya hay mosquitos y ya están infectadosSi yo descacharro ahora, si le saco el cacharro que acumula agua estancada, es decir, el objeto donde pone sus huevos, se van a buscar otro, es decir, estaría favoreciendo la dispersión”, subrayó luego.

Aedes aegypti se mueve en un radio de 40 ó 50 metros, es raro que cruce la calle: si en la manzana está todo lo que necesita, se queda ahí. Esa es la unidad epidemiológica que hay que cuidar”, remató.

Por último, sobre el “plan maestro” diseñado en 2016 para el territorio porteño, afirmó que “no se está tomando en cuenta“: “Por ejemplo, la prevención contra Aedes aegypti no se incluyó en los planes de estudio de las escuelasalgo tan sencillo como que los chicos puedan identificar cómo son las larvas y cuál es el mosquito de las rayitas blancas. Y lo central: que la prevención hay que hacerla en invierno, cuando los huevos que quedaron en estado de latencia aún no eclosionaron, es decir, un programa que dure todo el año y no una campaña en febrero. Porque ya sabemos que la fumigación no sirve para nada. No sirve para los huevos, no sirve para las larvas, no cumple ningún rol”.

Nicolás Schweigmann: “Está entrando DEN-4. La epidemia anterior fue con el 1 y el 2. Y cuando cambia el serotipo, hay mayor posibilidad de enfermedad grave y muerte”


Fuente: Nex Ciencia