CEF NOTICIAS
Actualidad Politica

El país espera sus disculpas mientras la campaña mete la cola

Cesar Epifanio Farrulla

Sin lugar a dudas a partir de ayer con la filtración de la foto del cumpleaños de la primera dama Fabiola Yañez en Quinta de Olivos el pasado 14 de Julio del 2020 cuando todos estábamos encerrados y con restricciones importantes, ha causado un terremoto tanto en el seno del oficialismo como en la oposición.

La foto ha dejado trascender a todas luces lo que una gran mayoría de la sociedad cree en general de la clase política; su doble discurso y su hipocresía.

En general, la foto mas que indignación ante una sociedad que viene abriendo mas su grieta a diario con la clase dirigente en general, que va a contramano de las necesidades de la gente, donde los privilegios siguen siendo para el que tiene un cargo, o, una chapa y, las limosnas traducidas en planes, prestamos para pagar empleados con intereses por efectos de la pandemia, cero quita de impuestos y cargas sociales, y nulas medidas para estimular la creación de trabajo en lugar del crónico aumento de ayuda estatal que se sucede desde hace mas que una década deja a las claras la intención de que el estimulo al trabajo esta por debajo de las aspiraciones de seguir creando rehenes sociales de los gobiernos de turno.

En este contexto, y una campaña electoral donde en general la mayoría de la gente esta muy antipática antes las próximas PASO porque siente que los políticos van por una burbuja paralela a las necesidades de la gente, sumada a la poca renovación de nombres y figuras en los partidos mas tradiciones, el caso de las fotos del cumpleaños de la primera dama, en el actual contexto de la campaña en la gente no a asombrado, simplemente han CONFIRMADO LO QUE PIENSAN DE LA CLASE DIRIGENTE, porque saben que existen dobles discursos, porque las denuncias y filtraciones de las listas de quienes ingresaron a Olivos aparece un año después y en plena contienda electoral, y porque ya, lo que hace la clase política, no asombra, solo nos indigna y anestesia un par de horas, hasta que una nueva prueba de la barbarie dirigente se apodere de los medios.

Es así como hemos vivido hace mas de una década donde cada presidente que culmina su mandato es candidato cantado a recibir decenas de denuncias de todo tipo, donde además la justicia espasmódicamente actúa generalmente, y si se dan cuando está gobernando, recién cuando culminan de ejercer su cargo, sus causas se investigan para deleite del posterior de turno de otro color político, pero nunca se falla, por si el procesado volviera al poder.

Lo que sucedió con el caso del denominado Olivosgate, y el accionar de los tres poderes del estado, marcan el pulso de falta de sentido común, moral, e hipocresía que reafirman cada uno para perjuicio del único sistema de vida que tenemos: la democracia.

No da la impresión, que el caso pueda impactar en las elecciones legislativas, pues, la gestión y la visión que ya tiene la sociedad en general, tanto de propios o ajenos, hacen que el presidente no le mueva el amperímetro a los votantes, pues, luego del fracaso estrepitoso de la gestión de Macri, sobre todo en lo económico y su tibio mandato con falta de liderazgo político, obligó a los mismos que habían rechazado al candidato de Cristina en el 2015, volviera a elegir a un candidato de la misma, en el 2019.

Si bien en los comienzos muchos se sintieron esperanzados en el discurso electoral, a partir de la proposición de la reforma del poder judicial y otras medidas que parecían ajustarse a las necesidades vicepresidenciales comenzó a percibirse quien era el lider del gobierno siquiera en las sombras.

La falta de moral y ética en los dirigentes ya no nos asombran!.

Y en este punto, la foto presidencial – social, solo indignara por unas horas pero ¿a quiénes?.

Si ya lo perdieron todo!

Es verdad que no pudieron despedir familiares, visitar a los viejos, sacar a sus chicos y abrir sus negocios, pero, esa gente las perdidas afectivas y económicas ya las sufrió, y ante ello y la imposibilidad de levantarse nuevamente, con una inflación crónica, mas la recesión que ya se vivía con anterioridad y con los efectos de la pandemia sobre nuestras cabezas, sumadas ambas perdidas; las afectivas y las económicas, a pesar de que en cualquier país civilizado, hubiera ocasionado la renuncia de cualquier funcionario, sin ir mas lejos esta semana renunció el alcalde de New York acosado por varias denuncias por violencia de genero, aquí pasaran como una avivada argentina mas.

En este contexto el presidente Fernández no perderá nada ya había comenzado a perder todo su capital politico y de credibilidad cuando le quito un punto de coparticipación a La Ciudad de Buenos Aires, para dársela al gobernador Kicillof, y así, romper el idilio de un triunvirato que los argentinos veíamos como el comienzo de una nueva era política.

Hoy el presidente, solo juega con la ficha de Victoria Tolosa Paz, luego los cargos de la lista fueron elegidos por su vicepresidenta y el otro miembro de la alianza política, Sergio Massa, a quien cada día se lo nota mas alineado con los kirchnerista a los que años atrás les tiro abajo el proyecto de re relección presidencial, que, con el socio que lo fue a convocar, el propio Alberto, para que con su propio 13% pudieran llegar a juntar los votos necesarios para que en este frente político pudieran vencer a Juntos por el Cambio.

No esperen grandes sucesos, excepto algunas presentaciones judiciales, que sin mas remedio, algún fiscal y algún abogado al que jamás hemos sentido nombrar se presente en tribunales pidiendo sanciones.

Un juicio político no prosperará, pero, será aprovechado como bala de fogueo en la campaña electoral en la oposición, porque no tienen una sola propuesta que conozcamos, mas de la de coyuntura de las vacunas y el manejo de la pandemia, la misma en la que aparece el contexto de la fotografía social -presidencial de Olivos.

Presidente: Todos hubiéramos querido que la foto fuera falsa. Es mas humilmente, nos haría bien SU pedido de disculpas, y no las declaraciones de su vocero. Su actitud, no nos pone felices, ni nos entristece; solo hace, que sumemos un dolor mas y una preocupación a las que llevamos cotidianamente, que no tiene que ver con el gusto, de la torta del cumpleaños de la primera dama, sino, con ver como llegamos a fin de mes, como podemos recuperar un trabajo, como procuramos no enfermarnos, como tener una segunda dosis de vacuna en tiempo y forma, y como hacemos para dejar de ser cada día menos pobres mientras que la clase política en general, se nos ríe en la cara, nos toma el pelo y demuestra la decadencia de una clase dirigente sin distingos que no tiene mas que una foto socia, como propuesta para ganar un escaneo en una cámara legislativa.

Podrán criticar al periodismo, pero en muchos casos habría que agradecer, porque solo los talibanes salieron a matarlo, ya mayoría, quería, no creer que la foto fuera real, aún los críticos, que son los que tampoco creemos en un juicio político, el que no hace falta porque la condena social es la mas fuerte.

Todos teníamos la esperanza de encontrar algo nuevo, inclusive en estas elecciones, y solo recibimos, como en cada una, operaciones cruzadas, pases de facturas, vemos las mismas caras repetidas y premiadas con cargos legislativos, embajadas o ministerios y donde la oposición tampoco tiene alguna lamparita nueva para agregar a la fila de candidatos quemados que ofrece y darle algo de candela a la puja electoral.

Cesar Epifanio Farrulla

NOTICIAS RELACIONADAS

La oficina anticorrupción tiene rango de Ministerio

CEF NOTICIAS

Entre cacareos y amenazas se levanto el paro de Aerolineas

CEF NOTICIAS

Nico Vázquez y Gime Accardi volvieron al país, su posteo desgarrador en las redes

CEF NOTICIAS

Deja un comentario