CEF NOTICIAS
Sociedad

El llanto de Cormillot : “Quisiera vivir hasta los 105 para ver a mi hijo crecer

Alberto Cormillot rompió en llanto al hablar del hijo que va a tener con su esposa Estefanía Pasquini, en las vísperas del Día del Padre. El nutricionista admitió que pensar en el nacimiento de Emilio, su tercer hijo, que está previsto para el mes de septiembre próximo, hace que se emocione profundamente y llore “todo el tiempo”.

“Quisiera vivir hasta los 105 años para poder ver crecer a mi hijo”, confesó Cormillot con los ojos llenos de lágrimas. “Me conecto cuando se mueve la panza y también cuando nos regalan ropita porque me lo imagino y lloro todo el tiempo”, contó sin poder ocultar su emoción en el programa “Es por ahí”, que se emite por América.

“Puedo imaginarme hasta sacarlo de la cuna y tenerlo encima. Jugaré con él después veré. La verdad que no sé cuáles son los juguetes actuales”, aseguró con humor el médico experto en nutrición, al referirse al desafío que significar volver a criar un bebé, más de cuatro décadas después del nacimiento de su segundo hijo, Adrián, en 1974.

Su mujer, la nutricionista Estefanía Pasquini, está cursando el sexto mes de embarazo y Emilio nacerá en septiembre. “Los temores pasan por no poder estar y además los mismos que tenía cuando nacieron Adrián y René y es que esté todo bien”. Cormillot contó que su bebé se va a llamar como su perro. “Pensamos en cambiarle el nombre al perro, pero decidimos que no. Así que cuando, en un año, llamemos al nene también va a venir el perro”, dijo divertido.

Imaginando cómo será su vida cuando nazca Emilio, afirmó: “Voy a ponerle toda la polenta, pero no sé si voy a poder llevarlo al colegio. Hablo con hombres que tienen 30 y 40 años que son padres y veo que cada uno se maneja como puede. No sé qué va a pasar porque la experiencia que tengo es de hace 50 años, y a mis dos hijos no los llevaba a la escuela porque en ese momento estaba construyendo mi carrera”.

“Lo que me gustaría es poder bailar con mi hijo, por ejemplo ahora estoy haciendo danza aérea y me cuelgo de un arnés. Quisiera poder jugar, aunque ni sé cuáles son los juguetes aceptables… Los dibujitos. Quisiera enseñarle a Emilio la curiosidad y la voluntad de lucha para salir adelante, el poder ser emprendedor y continuar”, añadió.

Consultado sobre si sus hijos mayores están celosos, dijo “Adrián bien, no tiene celos, pero René un poco más, a veces bien y otras con idas y vueltas, pero los cuestionamientos no tienen que ver con mi edad. Sé que hay gente que critica y están en todo su derecho porque hay mucha discriminación por la edad y lo entiendo porque si mi hija a los 20 años me decía que se casaba con un señor que le llevaba 40, como yo a Estefi, seguramente hubiera dicho algo”, se sinceró.

Finalmente, contó que su mujer está muy bien y que tiene los miedos de cualquier primeriza: “Está con nervios y si no se mueve durante un rato ya se preocupa y si se mueve mucho le duele. Voy a estar en el parto, con ganas de acompañar, pero no de estar porque me voy a impresionar. Estuve en los partos de mis hijos mayores y me los bancaba en ese momento”.

NOTICIAS RELACIONADAS

Boraz incendio destruye parador en Pinamar

CEF NOTICIAS

CEF Noticias | La Iglesia advirtió que el golpe militar nunca más debe repetirse

CEF NOTICIAS

CEF Noticias | Ya tenemos 7 muertos por accidentes de transito

CEF NOTICIAS

Deja un comentario