Dos hijos de Ricky Martin quieren ser cantantes.

El astro boricua desveló que sus hijos gemelos quieren sumarse a un nuevo reto.

Ricky Martin por primera vez se animó a ofrecer una extensa entrevista al medio Notimex sobre sus cuatro hijos. Matteo y Valentino, de 11 años; Lucía, de uno y Renn, de cinco meses. El cantante boricua siempre ha sido cauteloso con su vida familiar desde que decidió ser padre. Sin embargo, en esta oportunidad habló abiertamente de sus preocupaciones en tiempos tan convulsionados.

Primeramente, el artista de 47 años confesó que es más sensible y vulnerable con la llegada de los pequeños a su hogar. Seguidamente, explicó lo que para él significa la paternidad hoy en día: “Ayer estaba leyendo algo y decía yo, ‘no puedo criar a mis hijos como mis padres me criaron a mí porque el mundo en el que yo crecí ya no existe’. Entonces tenemos que ir día a día, y el día de hoy mis hijos vienen a mí con unas preguntas que cuando yo tenía once años yo no estaba preguntando este tipo de cosas a mis papás. Porque no estábamos tan expuestos como lo están ahora ellos”.

A su vez, el intérprete de éxitos como “La Bomba” y “La Mordidita” expresó el deseo que tienen Matteo y Valentino de seguir sus pasos: “Como padre es una responsabilidad bien grande porque además tengo unos hijos con una gran necesidad de hablar y de compartir cosas y ya me están pidiendo hasta abrir un canal de YouTube y ahí vamos, para mí lo más importantes es hacerlos fuertes”.

Ricky Martin habla de su rol como padre

Si bien, Ricky Martin reconoció que vigilará cada paso de los adolescentes en el mundo de las redes sociales, sostuvo que “no se molestará si ellos le quitan el trabajo una vez que empiecen a compartir contenido en las plataformas”. En este sentido, el puertorriqueño remarcó: “Yo no tengo ningún problema, voy a estar ahí para yo dejarles saber qué me funcionó a mí y qué no me funciono a mí, y voy a estar ahí si es que en algún momento desean entrar al mundo de la música, y si así lo quieren, los apoyaré”.

Por último, el cantante se refirió al carácter que sus hijos heredaron de él y a la personalidad estricta: “Mis hijos son muy estrictos conmigo, mis hijos me dicen, ‘papá, papa, me gustó el show de anoche, menos que el de antes de anoche’, es una dinámica maravillosa la que tenemos con nuestros hijos, y sí son los mejores críticos hacia mí”.