CEF NOTICIAS
Politica

De discursos en la plaza a los de Recoleta: Cristina habló desde la caja de una camioneta.

cristina-caja-camioneta

El mal clima cambió los planes de la ex presidente Cristina Kirchner, que anoche no sólo no pudo regresar a Río Gallegos, sino que terminó encabezando un acto en la víspera del Bicentenario, en el que no faltaron las ironías, las críticas al Gobierno y una curiosa referencia a “la grieta”. Habló desde la caja de una camioneta, pero cuando le pidieron que se quedara hasta la medianoche junto a los militantes, la sinceridad pudo más y lanzó un “olvidate”.

No fue una buena semana para la ex mandataria. Aunque la Justicia no encontró cajas de seguridad a su nombre en el Banco de Santa Cruz, el juez federal Claudio Bonadío ordenó la inhibición general de sus bienes y congeló todos sus fondos. Seis días después de pisar el suelo porteño, la ex jefa de Estado tenía planteado regresar a Río Gallegos, pero su vuelo fue cancelado y tuvo que volver a su departamento en Uruguay y Juncal, en el coqueto barrio de la Recoleta. Allí la recibió un nutrido grupo de militantes, principalmente de La Cámpora, con el clásico “Cristina, corazón, acá tenés los pibes para la liberación”.

“Un acto peronista en medio de la calle Juncal… solamente nosotros podemos hacerlo porque hemos estado en Boca, en canchas, en la Plaza de Mayo, en la 9 de Julio, pero en la calle Juncal, nunca”, ironizó la ex mandataria sobre el barrio en el que se hospeda cada vez que se aloja en la Ciudad de Buenos Aires. Los militantes le respondieron con otro cántico: “Borombombom, la Recoleta es de Perón”.

Con una gran escarapela sobre un tapado color crema, la ex presidente confesó que la “impresionó mucho” el mensaje que envió el papa Francisco por los 200 años de la Independencia y retomó uno de sus pasajes, al expresar que “la Patria, como la madre, no se vende y se defiende”.
“Tengan mucha fuerza, mucha fortaleza, porque no tenemos derecho ni a deprimirnos, ni a estar tristes, porque hay mucha gente que nos necesita alegres y dispuestos a tenderle la mano al otro siempre”, instó la ex mandataria a los militantes.

“La Patria necesita que la honremos mucho, porque son momentos de dificultades, son momentos severos que estamos pasando los argentinos. Por eso, queremos contribuir con nuestra alegría, con nuestro trabajo, con nuestros esfuerzo, con nuestras ilusiones y nuestra inmensa fe de que la Patria siempre vence”, añadió.

Sin embargo, no todo fue color de rosas: cuando sus seguidores le pidieron que se quedara junto a ellos hasta que la medianoche para recibir juntos el Bicentenario, Cristina Kirchner respondió con una sinceridad brutal: “Olvidate, no me quedó acá hasta las 12”.

No obstante, y les ofreció un “trato”: que esperen hasta la medianoche para cantar el Himno Nacional y dar por terminada la jornada. ¿La excusa? Las supuestas quejas de los vecinos por los reiterados actos frente a ese edificio.

“Mañana me voy y nos despedimos esta noche momentáneamente. Simplemente porque los vecinos tienen que dormir. Ya saben…. No quiero entrar en detalle porque los detalles dividen en lugar a unir”, sostuvo, quizás con una cuota de chicana.

La respuesta fue la misma que unos minutos antes. “Recoleta es de Perón”, empezaron a entonar entre los militantes. Pero Cristina Kirchner les pidió que “que no sean provocadores” porque “todo hay que tomarlo con humor y con mucha alegría y sensatez en tiempo que el lenguaje busca estigmatizar, enfrentar, dividir”.

Tras el retraso, la ex jefa de Estado viajó al Sur esta mañana.

NOTICIAS RELACIONADAS

Amado Boudou recibió la libertad condicional

CEF NOTICIAS

“Si no hubiésemos sido tan estúpidos no hubiéramos perdido la elección”

CEF NOTICIAS

Vidal va por la reelección en la provincia de Buenos Aires

CEF NOTICIAS

Deja un comentario