CEF NOTICIAS
Actualidad

Cierra el Hotel Castelar y se lleva 90 años de historia

En medio de la incertidumbre que provoca el aislamiento, el sector hotelero aparece como uno de los más golpeados y verdaderos emblemas de la industria comienzan a quedar en el camino.

En las últimas horas, se terminó de concretar el cierre de uno de los alojamientos más tradicionales de la Ciudad de Buenos Aires: el Hotel Castelar, ubicado en el 1.152 de la Avenida de Mayo.

Abogados de la empresa se contactaron con los sesenta empleados que trabajaban hasta hace poco allí para ofrecerle un arreglo económico.

“A través de Whatsapp ofrecieron pagarnos mucho menos del 200% que nos corresponde por la doble indemnización. Yo no acepté y pienso ir a juicio. Ni el sueldo de marzo ni el de abril lo abonaron completo. Estamos en un limbo”, explicó Federico Viera, quien hasta el 19 de marzo era parte del departamento de Administración.

La empresa, cuya razón social es Casel S.A. había suspendido sus actividades un día antes de decretarse oficialmente el aislamiento. Horas después, según dichos de sus empleados, presentó el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC).

Según explica Viera, el hotel tenía un buen movimiento antes de la pandemia y nada hacía prever este final. El alojamiento de 150 habitaciones tenía una ocupación promedio del 80% y también tenía una interesante actividad a través de los eventos sociales y corporativos que se realizaban en sus salones.

Tradición hotelera

El hotel fue fundado el 9 de noviembre de 1929 por Francisco Piccaluga, en uno de los lugares más glamorosos de la Buenos Aires de esa época. Con 55 metros, era uno de los edificios más altos de la Avenida de Mayo. Fue el primer hotel de la ciudad en tener un comedor con refrigeración y un spa.

A lo largo de sus más de 90 años se mantuvo como propietaria la familia fundadora: los Piccaluga-Mayorga. Incluso, hasta estos días, al frente del hotel se encontraba el bisnieto del fundador, Pedro Armando Mayorga.

A lo largo de los años, el emblemático hotel fue lugar de encuentro de figuras de renombre entre los que se destacan Alfonsina Storn y Jorge Luis Borges. Incluso allí vivió por un tiempo el poeta Federico García Lorca.

El edificio fue diseñado por el famoso arquitecto italiano Mario Palanti, artífice del cercano Palacio Barolo y su “mellizo” Palacio Salvo de Montevideo, además de la Nunciatura Apostólica de Buenos Aires.

La construcción se inició en 1928, a cargo del ingeniero José Pinzone, y desde el comienzo se emplearon materiales de primer nivel, como ese mármol de Carrara que aún hoy reviste el comedor de la planta baja, que con sus 12 por 46 metros sin una columna, luce imponente.

Ladrillos y campos

Pero el recorrido de la familia en el negocio hotelero e inmobiliario no se detiene en el Castelar. Son también propietarios del Palacio Piccaluga, un tradicional salón de eventos ubicado a metros de las avenidas Santa Fe y Callao, un apart-hotel y otras inversiones en real estate. Además, también tienen intereses en el sector agrícola.

NOTICIAS RELACIONADAS

Murió Mario Cafiero

CEF NOTICIAS

La CTA denunció a policías de civil en conferencia de prensa de CTERA

CEF NOTICIAS

Hay mas de 30 líneas de colectivos de paro y paro de subtes

CEF NOTICIAS

Deja un comentario