CEF Noticias | Por derrumbe brasileño HONDA cierra la planta de Florencio Varela

Por ahora trasladan la producción a su planta a Campana.

motos

En medio de la crisis que afecta al sector, fogoneada principalmente por el derrumbe industrial de Brasil, Honda anunció ayer la decisión de cerrar su planta de motos de Florencio Varela y trasladar su producción -y en principio, a todos sus trabajadores- a su predio de Campana. La intención: «Mejorar la eficiencia de sus operaciones».

Ambas plantas suspendieron su actividad esta semana, pero -según la versión de la empresa- esta decisión no respondió a la coyuntura, sino a la herencia, más específicamente a la restricción cambiaria de 2015 y a la deuda acumulada con los proveedores, lo que indujo una falta de insumos para producir.

LA NACION intentó comunicarse con Ricardo Pignanelli, secretario general de Smata, y con el diputado, jefe del bloque del PJ y hombre del gremio, Oscar Romero, para obtener la visión de los trabajadores pero no obtuvo respuesta. Según supo este medio, los dirigentes estuvieron ayer reunidos en la asamblea que se realizó en la planta.
«En la búsqueda de promover sinergias que permitan mejorar la productividad y consolidar año tras año el posicionamiento de la compañía en el mercado local, se encuentra trabajando en la relocalización industrial de la compañía», indicó la empresa en un comunicado y agregó: «Esta consolidación de la producción no implica una reestructuración del negocio en el país. Por lo tanto, se mantendrá la misma capacidad de producción como así también la cantidad de empleados y fuentes laborales».

«La consolidación productiva en Campana afecta a la comunidad de empleados en Florencia Varela y para ello ha previsto un plan de contención», señaló la empresa, que prefirió no dar precisiones al respecto porque «es parte de la negociación que lleva adelante con el gremio». En el predio de siete hectáreas de Florencio Varela que pertenece a la firma trabajan 1200 empleados, muchos de esa zona.
En Campana, de 140 hectáreas, la empresa ya fabricaba unas 60 HRV por día. El año pasado, el 70% iba a Brasil. Este año, el 80% se vende en el mercado interno. En Florencio Varela se producían unas 70.000 motos al año. La idea de la compañía es trasladar esa producción directamente a Campana. «No está definida la fecha. La estamos negociando con el gremio», dijeron fuentes de la firma. Nadie sabe qué será del predio de Florencio Varela, pero hay una pista en la historia. Cuando en octubre de 2015, las oficinas comerciales se mudaron de Vicente López a Campana, la empresa decidió ponerlas en venta. «Sabemos que hay trabajadores que no van a querer viajar más de 100 kilómetros por día. Estamos hablando eso con el gremio», explicaron. En cuento a la intendencia, en la firma japonesa dijeron que delegaron las negociaciones en el gremio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.