Carrio: Alberto y Cristina se van a traicionar entre ellos.

Elisa “Lilita” Carrió volvió a la carga con una batería de augurios y advertencias sobre el curso político nacional, en una entrevista televisiva en la que habló de las “traiciones” en el kirchnerismo, el “oportunismo” de la Justicia y los resultados de las próximas elecciones. Sobre la fórmula candidata Alberto Fernández-Cristina Kirchner, la diputada de la Coalición Cívica pronosticó una crisis en el kirchnerista Frente de Todos que impediría su victoria electoral: “Sería imposible, él la va a traicionar y ella lo va a traicionar. Es así, ya pasó con el cierre de listas».

Seguidamente habló de la necesidad de la oposición: «La Cámpora tiene que existir pero no puede tomar el país como si fuera propio. La nación no es de Macri, ni de Cristina». Llegado el caso de una victoria electoral de Cristina Kirchner, Carrió dijo que «Si gana, yo voy presa, ya estoy preparada, van a ir por la venganza». Sin embargo, la diputada oficialista pidió «a los jueces que tengan un margen de criterio para la hija de Cristina”, Florencia Kirchner, una “chica que me da mucha pena, que no tuvo nada que ver con la política». «Que tengan una consideración especial, poner a los hijos es una locura», reclamó la diputada.

Qué dijo sobre Massot

Refiriéndose al diputado Nicolás Massot (Cambiemos), con quien se enfrentó ferozmente en los últimos meses, Carrió señaló: «Era lilito, pero uno define en la vida si es dirigente político, si es operador o no. No sé cómo terminaron las internas del radicalismo, ni las del PRO, me desprendí absolutamente de todo porque es el momento más miserable de la política. Mi partido tiene prohibida las internas y pelear por cargos».

Revisión de juicios

En la misma entrevista Carrió anticipó que, como despedida de la vida política, le gustaría “una ley que pueda habilitar la revisión de muchos juicios injustos, sin debido proceso legal, contra militares que no tuvieron nada que ver» con la Dictadura de 1976-1983. Aclaró que se refiere a «los que tenían 18 años y están condenados sin pruebas. ¿Cómo un cabo de 19 años puede desobedecer a Cristino Nicolaides [ex Jefe del Ejército]?». «En la tortura excluyo totalmente, pero los derechos humanos son para todos. No creo en la venganza, no puede ser que haya gente tan grande en la cárcel». Carrió trazó luego un paralelismo con César Milani, jefe del Ejército durante el kirchnerismo: «Cometió delitos de lesa humanidad, ellos eran tenientes y capitanes, yo hablo de los chicos que tenían 19 años y eran cabos» .

Perfil