Calamaro reunió a Los Abuelos de la Nada en el Personal Fest

CEF NOTICIAS | Cachorro López, Gustavo Bazterrica y Daniel Melingo tocaron con su ex compañero en el Personal Fest 2016 en GEBA. ´Va por vos, Miguel´, dijo el Salmón

personal-fest

Andrés Calamaro no tocaba en Buenos Aires desde hace tres años y decidió que su vuelta a los escenarios porteños fuera especial. El cantante invitó a Cachorro López, Daniel Melingo y Gustavo Bazterrica, sus compañeros en Los Abuelos de la Nada, para tocar «No te enamores nunca de aquel marinero bengalí» y «Costumbres argentinas», canciones que marcaron la década del 80 y se convirtieron en clásicos del rock nacional.

En los días previos a este show en el Personal Fest, el rumor de la reunión había tomado fuerza. Incluso, en entrevistas que realizó, Calamaro habló de esa posibilidad. «Unos años atrás, Miguel Abuelo nos reunió como Los Abuelos de la Nada, para brindar nuestras canciones a los amigos ausentes, a los prisioneros, a los desposeídos y a la democracia», dijo antes de presentarlos. «Hoy vamos a reunirnos por primera vez todos los que estamos.»

Además, el cantante interpretó «Alta suciedad», «Crímenes perfectos», «La parte de adelante» y «Sin documentos» de Los Rodríguez y una parte de «De música ligera» de Soda Stereo -antes que termine de sonar «Los chicos»-, entre otros temas, frente a 22 mil personas en la última presentación de la jornada inicial del festival en GEBA.

Fuente: Rolling Stone
El proyecto, que obtuvo media sanción en el Congreso, apunta a cubrir eventuales daños que puedan producir los animales «peligrosos» a terceros, apuntando a un castigo de entre 2 y 10 salarios mínimos, es decir entre 16 y 80 mil pesos.

«Si no educamos, de nada sirve lo punitivo. No existe la oferta educativa en esta propuesta. Una vez más se habla del Estado punitivo y yo no estoy de acuerdo», resaltó el director del reconocido Instituto Veterinario que lleva su nombre.

Y ofreció una idea superadora: «¿Por qué no hacemos un seguro para todos los perros contra terceros? Que haya un curso y el perro deba rendir el examen, no el dueño, porque se puede inventar que aprendió determinadas cosas y el perro no las hace».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.