Bariloche se recupera tras las lluvias torrenciales

Las lluvias torrenciales que entre la madrugada y el mediodía de hoy causaron inconvenientes en el tránsito, cortes de energía, anegamientos de viviendas.

bariloche-temporal

La ciudad vuelve paulatinamente a la normalidad tras las lluvias torrenciales que entre la madrugada y el mediodía de hoy causaron inconvenientes en el tránsito, cortes de energía, anegamientos de viviendas y otros problemas, informó la Municipalidad.

En el casco urbano y en especial en los sectores del oeste, más cercanos a la cordillera, cayeron más de 50 milímetros de agua en apenas seis horas, pero no se registraron inconvenientes graves.

La caída de un árbol provocó el corte del tránsito en la avenida Exequiel Bustillo y también dejó a algunos sectores sin servicio eléctrico, lo que fue rápidamente resuelto por cuadrillas de la Cooperativa de Electricidad Bariloche y los bomberos voluntarios de Melipal, que con motosierras redujeron el árbol, lo retiraron del lugar y restablecieron la energía.

La Municipalidad recomendó extrema precaución en las principales rutas de la ciudad, las avenidas De los Pioneros y Bustillo, debido a que en algunos sectores se acumuló mucha agua sobre la calzada.

Bomberos de varios cuarteles debieron intervenir en anegamientos de casas y calles, en tanto en la ciudad la Municipalidad suspendió el servicio de estacionamiento medido y estableció un funcionamiento de emergencia.

La intendenta de Bariloche, María Eugenia Martini, informó a Télam que al mediodía la situación se había normalizado e indicó que el fenómeno no alcanzó una gravedad que demande la constitución del Comité de Emergencia.

“Llovió muchísimo y hubo inconvenientes que fueron superados rápidamente, como un corte de electricidad por la caída de un árbol. No está bajo agua la Terminal ni un alud golpeó la ciudad, como desinforma Clarín”, sostuvo la intendenta en relación a un título del matutino porteño.

Martini explicó que ese título sensacionalista se refería al desborde de un arroyo en el cerro Catedral, a 16 kilómetros del centro de la ciudad, que “no afectó a personas sino a dos propiedades (un hotel y un restaurant) que en baja temporada no reciben turistas”.

Ayer a la mañana, agregó, hubo un anegamiento en la Terminal por obstrucción de los pluviales, pero fue rápidamente resuelto por la comuna con la ayuda de la Cooperativa de Electricidad y hoy el lugar funciona normalmente.

“´Hay clases excepto en algunas escuelas, funciona el transporte público de pasajeros, no hubo accidentes de tránsito, la administración trabaja normalmente, no sucede nada fuera de lo común”, afirmó.

La Municipalidad informó además que «no se registraron complicaciones de gravedad, por lo que no fueron necesarias evacuaciones» y que, «como se realiza cada invierno, el gobierno municipal asistió con leña, briquetas y elementos a las familias durante la contingencia».

El mayor problema se produjo en cambio en la ruta nacional 40 que va a El Bolsón, a unos 40 kilómetros al sur de Bariloche, donde el desborde de cursos de agua aledaños arrastró gran cantidad de barro, piedras y troncos, por lo que Vialidad Nacional cortó el tránsito hasta completar la limpieza de la calzada.

A las 18.45 el organismo anunció la reapertura de la ruta para todo tipo de vehículos, aunque recomendó circular con «extrema precaución».

Algo similar ocurrió en la ruta nacional 23, que atraviesa Río Negro de oeste a este, donde por el vuelco de un camión a 3 kilómetros de la 40 el tránsito estuvo cortado a la mañana hasta que quitaron el vehículo del paso.

Los senadores nacionales Miguel Pichetto y Silvina García Larraburu informaron que recurrieron a la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, para tramitar ayuda ante los inconvenientes provocados por las intensas lluvias.

“Estamos en comunicación constante con las autoridades nacionales, mañana a primera hora recorreremos los distintos barrios y las zonas afectadas de Bariloche con el senador”, afirmó García Larraburu.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió hoy un alerta por “lluvias y lloviznas, de intensidad moderada y por momentos fuerte” para el oeste de Río Negro, Chubut y Neuquén, condiciones que continuarán por lo menos hasta el domingo, con una acumulación mínima de agua estimada de 130 milímetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.