Bailarina murió en su casa por un escape de gas y su cuerpo fue encontrado tres días después.

Había llegado a Buenos Aires proveniente de su Chajarí natal en busca de cumplir sus sueños. Sin embargo, la carrera en los medios de la bailarina trans Oriana Prince se vio truncada de la forma más insólita y acaso menos pensada: por un accidente doméstico.

Al parecer, el calefón que tenía dentro del baño tenía una pérdida de gas, lo que terminó provocándole la muerte por la inhalación del monóxido de carbono.

Según trascendió, el fallecimiento se habría producido el pasado jueves, aunque recién encontraron su cuerpo el domingo, tres días después del trágico deceso.

La causa de su muerte habría sido inhalación de monóxido de carbono (autopsia)», expresó uno de sus tantos amigos a través de Facebook, tratando de aliviar aunque sea desde lo económico a su familia en medio de tanto dolor.

Siempre con la ilusión de triunfar en el espectáculo, supo trabajar con Torry en el teatro y en algún programa de cable. Sin embargo, hoy por hoy se encontraba contratada como secretaria en un estudio de abogacía, carrera que supo abrazar en paralelo a su búsqueda artística y que le había dado un título universitario para sumar otro motivo de orgullo a su vida.

«Trabajó conmigo en el teatro e hicimos también algún programa de en cable. Es muy triste, no sólo por su muerte, sino por esa madre que es el tercer hijo que pierde. La recuerdo con cariño, era muy buena persona», le dijo Torry Valenzuela a Teleshow.