Alberto declara por el memorandum con Iran en contra de Cristina

El precandidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, se presentará este miércoles en los tribunales de Comodoro Py para declarar en la causa que investiga el encubrimiento del atentado a la mutual judía a través del Memorándum con Irán.

Se trata del expediente que nació por la denuncia que realizó el fiscal Alberto Nisman antes de morir y por la que su compañera de fórmula, la ex presidente Cristina Kirchner, fue acusada de traición a la Patria y recibió su primer pedido de desafuero, que el Senado nunca activó.

La acusación contra Cristina Kirchner -ya no por traición, sino por encubrimiento agravado- y contra otros imputados ya se encuentra tramitando ante el Tribunal Oral Federal 8, rumbo al inicio del juicio. Pero el juez Claudio Bonadio se quedó con una parte de la investigación que aún debe completarse.

En ese contexto, decidió ahora llamar a declarar como testigo al ex jefe de Gabinete kirchnerista, Alberto Fernández, que ya no estaba en el gobierno de Cristina Kirchner cuando se firmó el Memorándum con Irán y que en varias entrevistas calificó el tratado como «deplorable».

Pese a ello, Fernández aseguró que no hay pruebas para condenar a Cristina Kirchner en ninguna causa. Y también sostuvo que jueces como Julián Ercolini, Bonadio, Martín Irurzun, Gustavo Hornos y Carlos Gemignani «van a tener que explicar las barrabasadas que escribieron para cumplir con el poder de turno».

El abogado Tomás Farini Duggan, que representa a familiares de víctimas del atentado a la AMIA, solicitó en mayo en el juzgado que se llame a Fernández como testigo y adjuntó la copia de una entrevista que el hoy compañero de fórmula de CFK le concedió al periodista Nelson Castro el 26 de febrero de 2015.

Allí, dijo el abogado, «Fernández afirma que le dijo al fiscal (Alberto) Nisman que la existencia misma del tratado era la prueba del encubrimiento» del ataque terrorista, pero que «no se logró concretar por circunstancias ajenas a la voluntad de Cristina Fernández de Kirchner».

De acuerdo al querellante, en la nota Fernández «expone que en términos penales Cristina Fernández de Kirchner podía ser calificada como instigadora, y que ‘ella hizo dictar una ley para que la encubra…esa ley, en términos penales, es casi una autoamnistía».

El juez decidió convocar a Fernández y a Castro, el periodista que lo entrevistó, quien declarará este jueves.

El día que se conoció la citación, Fernández expresó: «No tengo ningún problema en declarar, Bonadio aprovecha la época de campaña. Lamento que se usen estas cosas en este tiempo, eso demuestra que cuando digo que la Justicia actúa en consonancia con el Gobierno, sé porque lo digo».