Acciones argentinas se desploman 35% en Wall Street y los bonos caen el 15%

Las cotizaciones previas a la apertura de las negociaciones ya reflejan caídas del 35% en los papeles que se negocian en Nueva York. Los bonos en dólares se desploman 14%. Se dispara el riesgo país

Este lunes los mercados reflejan la sorpresa del neto triunfo de la oposición con un desplome de las cotizaciones, tanto de acciones como de bonos, en las cotizaciones que se van armando antes de la apertura formal de las operaciones.

En Nueva York la primera señal la están dando los papeles de Grupo Galicia, que retrocedía a las 7.30 hora argentina cerca del 35%, luego de la suba de casi el 10% del viernes. Otro papel que se están empezando a mover en el pre-market es la de Pampa Energía, con un retroceso del 25.

Los bonos en dólares están registrando caídas del 14%, lo que podría llevar el riesgo país, que el viernes cerró en 860 puntos, bien por encima de los 1000 puntos básicos, de arranque.

El dólar también mostrará una escalada importante ni bien se empiecen a mover las operaciones. La primera señal la dio la casa de Bolsa Balanz, que ya anoche ponía el precio de venta en $ 48,50.

Será un lunes negrísimo, seguramente, donde se prestará tanta atención a las pantallas como a las señales concretas que envíe el triunfante Frente Para Todos y las decisiones que adopte el Gobierno

Por lo pronto, se espera que antes de la apertura del mercado en la Argentina, el Banco Central anuncie una importante suba en las tasas de interés de política monetaria. El Central garantiza hasta ahora un tasa de Leliq del 58%. El viernes, el mercado la llevó al filo del 64%. No sorprendería que ubique el piso en cerca del 70%, como mínimo.

Si bien la lectura del Central dice que el mercado ya está dolarizado, aún hay muchos pesos que podría presionar sobre el tipo de cambio. No solo los plazo fijo, sino también inversores que tienen en sus carteras Letras en pesos.

La mirada hay que ponerla en los fondos comunes que invierten en estos instrumentos, porque sus clientes podrían emitir hoy mismo órdenes de retiro de fondos, que obligan a los administradores a desprenderse de esos papeles, liberando pesos que podría ir tranquilamente al dolar billete.

El Central hasta ahora estuvo operando en el mercado de dólar futuro. Desde que le desataron las manos para intervenir en el mercado cambiario -el 29 de abril- el Central no vendió un solo dólar en el mercado spot (no entregó billetes) y buscó influir sobre las expectativas cambiarias en el mercado de futuros (donde se opera en pesos). Como el dólar se tranquilizó desde entonces, el Central acumuló contratos de compra por el equivalente a US$ 3000 millones y en las últimas dos semanas se desprendió de unos US$ 1.500 millones.

La clave es si se decidirá a desprenderse de reservas. Y cuántas. De los dólares del Central también depende el pago de las Letras del Tesoro en dólares que estuvo colocando Hacienda. La oposición prefiere que no se contraigan las reservas. Y obvio: cuidar reservas implica dejar subir el dólar