Tres perros atacaron brutalmente a una mujer en Mar del Plata

La mujer de 30 años que fue salvajemente atacada por tres perros ovejero alemán en Punta Mogotes se encuentra en terapia intensiva en la Clínica del Niño y la Madre y su estado de salud es “delicado”.

Así lo hizo saber , Julio Ferrari, papá de Guadalupe (30), la víctima del ataque de la jauría, que agradeció la intervención de un hombre “que salvó la vida” de su hija así como del personal sanitario de la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Mogotes y de un policía.

“Mi hija me contó que este hombre, que no sé su nombre y que le agradezco profundamente, espantó a los perros porque sino la mataban. Los animales le destrozaron las piernas, en una de ellas la mordieron más de 20 veces. Tiene comprometidas brazos y piernas. Por suerte no le mordieron la cara. Más allá de la operación de 3 horas que tuvo ayer, va a tener varias cirugías reconstructivas”, contó el hombre.

En tal sentido, el papá de la víctima apuntó “a la irresponsabilidad del propietario de los animales, Cristian Reyna, que hace dos meses también sus perros atacaron a otra chica. Tengo el informe de zoonosis que por una multa, se los devolvieron con la condición que cuide que no estén sueltos. Y volvió a cometer el mismo error, que es inconcebible”, lamentó Ferrari.

“Yo cuento esto porque no quiero que se repita. La verdad que ahora pienso solo en la recuperación de mi hija. Después veré si hago un juicio civil, penal o ambos. Guadalupe es mamá de dos hijos, y había caminado por la costa antes de ir al trabajo. No quiero pensar si iba con uno de ellos, porque estaríamos lamentando una vida”, concluyó.

“La chica estaba destrozada”

Estefanía, es una mujer que junto a dos compañeros de la escuela de guardavidas , trotaban en la mañana del lunes por la costa, alrededor de las 10, frente al complejo de Punta Mogotes, cuando vieron a un pescador pidiendo ayuda.

“Ayudamos a asistir a un ambulanciero del UPA y levantamos la camilla porque estaba solo. La chica estaba destrozada: le habían arrancado pedazos de piel, tenía los tendones afuera, no tenía ropa. La pudieron haber matado tranquilamente”, aseguró en diálogo con 0223.

Según detalló, un policía le cubrió con una camina parte del cuerpo por las heridas y las bajas temperaturas de la mañana.

Los perros pasaron delante nuestro, mientras íbamos corriendo. Eran perros enormes y atacaron a esta chica que encima estaba caminando y sola. Vecinos de la zona nos dijeron que ya habían atacado a otra chica. Ojalá alguien haga algo”, cerró.