Diego murió durmiendo

Actualidad
Compartir en

La última persona que vio con vida a Diego Armando Maradona fue su sobrino, el martes a las 23 horas, en la casa del Barrio Privado San Andres, ubicado en la localidad de Benavidez.

Ya a la mañana siguiente, a las 11.30 de este miércoles, entraron a la habitación de Maradona el psicólogo y el psiquiatra y se dirigieron a él verbalmente.

El astro del fútbol no respondía.

Creyeron que estaba dormido. Entonces llamaron al sobrino y su asistente que estaban en la misma casa. 

“Lo intentaron despertar sin observar, en principio, la existencia de signos vitales; requirieron la presencia de la enfermera y la psiquiatra quienes le realizaron maniobras de RCP infructuosas”.

Tras advertir que Maradona no tenía signos vitales, los presentes solicitaron la presencia de ambulancias de distintas prestadoras. En eso también llegó un médico cirujano vecino del barrio que siguió con las maniobras de reanimación.

“Luego llegaron las ambulancias a cargo del médico clínico de la prestadora médica. Prosiguió con las maniobras; aplicó ampollas de adrenalina y atropina, constatando finalmente el deceso del causante”, agrega el texto. Era el fin de Diego Armando Maradona.

“En el ámbito de la Fiscalía General de San Isidro, se toma conocimiento del óbito de quien en vida fuera Diego Armando Maradona a las 13.20”, señala el informe.

Clarin


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *