Deportes

El hipódromo de Palermo abre sus puertas sin público

Compartir en

El turf argentino, después de cinco meses y medio de inactividad por la pandemia de coronavirus, volverá este viernes al hipódromo de Palermo, un escenario histórico en donde se realizará una reunión sin público de 12 carreras desde las 13 y hasta las 19.

La reunión se podrá seguir en vivo por la plataforma Youtube y además los interesados tendrán la posibilidad de apostar en las agencias Turfito, aunque no estará permitido permanecer en el lugar para observar las carreras.

En el noveno turno se correrá el clásico “México”, una prueba sobre mil metros para yeguas de tres años sobre pista de arena con 14 aspirantes en las gateras.

Como favorita surge Queen Liz, una defensora del stud Rubio B. Como enemiga están Elcisa y Embotaba Nistel. Otra que tiene chance es Seattle Ampi. La carrera promete emoción de la misma largada.

Fueron 165 días de angustia, incertidumbre y dolor. La pandemia complicó toda la programación de los hipódromos. Por suerte este viernes habrá campana de largada.

La reunión en Palermo abre una página de esperanza para el futuro. Los cuatro años de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal golpearon de lleno en San Isidro y en el hipódromo de La Plata. Un poco menos lo hizo en Palermo. Bastante más hizo en Tandil, Azul y Rosario. San Luis, por su parte, pudo sortear la situación.

El turf argentino tiene un pasado glorioso y un presente complicado. Los últimos 30 años desde el punto de vista económico no ayudaron a esta industria, que hoy por hoy trata de sobrevivir.

El turf necesita una fuerte unión entre dirigentes, gremialistas, propietarios, entrenadores, jockeys y peones. Todos ellos juntos para poder volver a soñar con la época de oro.

En sus años de esplendor el turf era tapa de los principales diarios del país. Hoy no tiene espacio, no tiene difusión y tiene menos público que en el curso del Siglo XX.

La historia del turf argentino es apasionante por donde se la quiera mirar. Tuvo jockeys como Irineo Leguisamo, Eduardo Jara, Vilmar Sanguinetti, Pablo Falero y Jorge Valdivieso.

Tuvo periodistas como Carlos Nalé, Julio Albano, Mineral, Luis “Pocho” Soto, Jorge Taboada, Roberto Moya, Roberto Laterza, Roberto Pico, Pablo Carrizo y Osvaldo Martínez. Tanto los de antes como los de ahora fueron y son excelentes plumas.

También tuvo caballos como Botafogo, Yatasto, Forli, Telescópico, Candy Ride, la yegua Bayakoa y Refinado Tom, entre otros.

Tuvo y tiene entrenadores de la talla de Juan Lapistoy, Ángel Penna, Juan Carlos Etchechoury, Roberto Pelegata, Frenkel Santillán, Juan Carlos Maldotti y Carlos Ferro.

Hoy el turf necesita un mejor entendimiento entre todos sus sectores. Necesita diálogo profundo entre Miguel Crotto, presidente del Jockey Club, y Eduardo Ferro, Secretario de la Gremial de los profesionales del turf. Si el mensaje no viene bien desde arriba, el mensaje se pierde por el camino.

Lo que queda claro es la realidad. Y la realidad dice que el turf necesita de mucha unión para paliar la crisis. Hay que volver a una tapa de diario. Hay que salir del pozo con dignidad. Hay que buscar nuevas alternativas para un mejoramiento del sistema de las apuestas que muchas veces perjudicaron al público.


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *