Los cementerios tendrán areas para enterrar a muertos por COVID.

Salud
Compartir en

Los cementerios municipales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires están cavando tumbas y tienen sectores específicos para fallecidos por COVID-19 en sectores donde antes no se realizaban entierros.

Al mismo tiempo, se están ocupando nichos donde no se abona el mantenimiento o tumbas abandonadas para colocar fallecidos que no respondan a la enfermedad.

Este protocolo fue dispuesto por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que además estableció el cierre del acceso a visitantes, suspensión de cortejos y reposos y la limitación a que una sola persona pueda acompañar el momento de la inhumación, sin ceremonia previa. Hoy el coche llega al cementerio y va directamente a cremación o inhumación, donde los familiares deben usar barbijo y guantes, y el personal del cementerio una vestimenta higiénica.

Los cadáveres de los fallecidos por COVID-19, se depositan en tierra con ataúd y bolsa, mientras que en los nichos se agrega un aislamiento metálico. En caso de la cremación, se lleva a cabo con ataúd y bolsa, sin retirar el cuerpo.

Si la persona fallecida o sus familiares no tienen recursos, el Gobierno de la Ciudad tiene un servicio que realiza el traslado y luego la inhumación o cremación en el Cementerio de la Chacarita.

El cavado de tumbas está relacionado con la cantidad de fallecidos, según informan desde la municipalidad. Estadísticamente, la media de fallecidos en la ciudad de Buenos Aires es estable y la capacidad de los cementerios de Chacarita y Flores es de 8.000 espacios para tierra y nichos.

Cabe recordar que el cementerio de la Chacarita se fundo en 1871 con motivo de la epidemia de fiebre amarilla, luego del colapso del antiguo Cementerio del Sud.


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *