Espectaculos

En que trabaja la nieta de Susana Giménez en la pandémia.

Compartir en

Lucía Celasco abrió una feria online, donde vende ropa de primeras marcas y prendas usadas por ella. Incluso, a veces se encarga hasta del delivery.

La crisis del coronavirus obligó a muchos de los argentinos a buscar nuevas alternativas laborales para poder seguir teniendo ingresos. Y entre los que se animaron a emprender en medio de la dificultades fue Lucía Celasco, nieta de Susana de Giménez. Amante de la moda y una it girl en las redes sociales abrió “The Vintage Hole”, una feria de ropa nueva y usada de venta online.

“The Vintage Hole comenzó como una feria de ropa entre amigas. Empezamos a intercambiar prendas de ropa y luego le vimos el lado comercial. Fue así que en el año 2013, sin ninguna expectativa, la feria fue creciendo día a día y se convirtió en un súper proyecto, que hoy es nuestro trabajo”, dijo en diálogo con Teleshow la menor de los hijos de Mercedes Sarrabayrouse.

El nombre lo eligió porque casi todas las prendas son “vintage” y detalló que venden ropa de marcas de primer nivel y ropa que usó ella misma. Y aunque ella es la figura de la marca, en el proyecto la acompañan sus amigas y socias Micaela Fernández y Chari Belerenian.

Aunque ya llevaban varios años en el mercado, el Covid-19 las obligó a reinventarse a la modalidad on line: “Vender online no era nuestro fuerte. Nuestros foco, antes de la pandemia, estaba puesto en la venta presencial. Entonces una vez que nos otorgaron el permiso tuvimos que sacar, en una semana, más de 6000 fotos de prendas para tener parte de nuestro catálogo de venta en nuestra tienda virtual”, explicó la joven.

La nieta de la diva de los teléfonos detalló que en ocasiones es ella misma quien entrega los pedidos a los clientes, en caso que la compra sea dentro de la Ciudad de Buenos Aires.

“En este tiempo aprendimos muchísimo y nos cambió la forma de pensar, porque tenemos que estar atentas a todo. Son muchas horas de sacrificio que le dedicamos a nuestro emprendimiento, pero vale la pena”, cerró Lucía.


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *