Televisión

Bake Off: Descalificaron a Samanta y Damián se convirtió en el ganador.

Compartir en

Damián Pier Basile resultó ganador de la Gran Final de “Bake off Argentina” que esta noche emitió Telefe, en un capítulo que incluyó un epílogo para dar explicaciones por las denuncias que acusaban a la otra participante, y originalmente acreedora del premio, Samanta Casais, por haber omitido su experiencia profesional al inscribirse en el reality conducido por Paula Chávez.

La transmisión comenzó con los tres miembros del jurado, Christophe Krywonis, Damián Betular y Pamela Villar, en la estancia donde se grabó el envío en 2019 pero en la actualidad, separados por la distancia sugerida por las autoridades sanitarias, retomando la polémica potenciada en redes sociales donde se cuestiona la condición de “amateur” de quien, hasta ese momento, era una de las potenciales ganadoras.

“Hace semanas circulan rumores cuestionando la transparencia del certamen“, anunció Christophe quien adelantó que al final del programa, se ofrecería una suerte de epílogo para evacuar dudas y rumores alrededor de los finalistas, Damián y Samanta.

Para la prueba final, una torta de al menos tres pisos, dos bizcochos y dos rellenos, inspirada en la creación de un artista, Basile eligió al pintor surrealista belga, Rene Magritte, y Casais al español Salvador Dali.

Fuera de la carpa y frente a todos los participantes, Chaves junto al jurado anunció a Samanta como ganadora. No obstante, en el epílogo agregado en junio de este año, los dos finalistas volvieron a enfrentarse al jurado: allí, el jurado explicó a Samanta que “sucedieron acontecimientos que demostraron que su experiencia laboral y televisiva no fue plasmada en el formulario de inscripción“.

“Cometí un error, soy humana, lo admito y pido disculpas. Quiero que quede claro que no soy profesional, no estudié pastelería ni trabajé de eso. Mi conocimiento fue limitado en un emprendimiento familiar”, dijo Samanta poco antes de que Damián recibiera el título de mejor pastelero amateur del país y el premio de $600.000.

Mientras hoy, domingo 5 de julio de 2020, en pleno ASPO (Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio) en redes sociales los hashtags #Sachanta y #Fakeoff se convirtieron en trending topic, la final del reality producido por Turner ocurría en 2019 cuando la pandemia de coronavirus hubiese resultado una distopía.

Entre esas dos realidades paralelas transcurrió hoy la última emisión del programa en el que según @RealTimerRating lideraba la noche del domingo con un promedio de 16.7 puntos.

Sucede que hoy no sólo se resolvía la final que consagraría al mejor pastelero o pastelera amateur del país, sino que la expectativa estaba puesta en la decisión de Turner Argentina quien hasta el momento solo había emitido un comunicado donde anunciaba que estaba “llevando a cabo averiguaciones” respecto a “posibles inobservancias a las reglas de participación”.

El reality de cocina cuyo objetivo era elegir al o la mejor pastelero o pastelera del país, que con el inicio de la cuarentena se transformó en un bálsamo en la pantalla devenido en la única producción nacional en el podio de los programas más vistos de la televisión abierta, se fue transformando en foco de polémicas de diversa índole con el correr del aislamiento.

El nombre fue tendencia en redes cuando la cuenta del canal subió un adelanto del programa que, por error, reveló qué participante quedaría fuera de la semifinal.

La última polémica se desató cuando comenzaron a circular una serie de pruebas que demostraban que Samanta, posible ganadora del envío y una de las favoritas del público hasta ese momento, habría tenido experiencia como pastelera profesional -una de las condiciones para participar era no serlo-.

Panorama


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *