Sociedad

El consejo de amor con un macrista de Cristina, lee la historia.

Compartir en

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner llamó la atención de todos y todas por la noche del viernes cuando publicó un corazón rojo en su cuenta oficial de Twitter. Se trató de una respuesta al posteo que una joven compartió en la misma red social donde relató una particular historia de amor que involucró a un consejo que la expresidenta le dio luego del evento de presentación del libro Sinceramente en Chaco.

La historia y publicación son de Celeste Giardinelli, una periodista de la radio Provincia, que decidió contar el momento que vivió junto a la presidenta de la Cámara de Senadores el 29 de junio pasado cuando, como precandidata por el Frente de Todos, encabezó la exposición de su libro en el Centro de Convenciones Gala, en Resistencia.

Antes de comenzar a contar, hizo un pedido a sus seguidores: “Jueguen un ratito a olvidarse de cualquier fanatismo y/o desprecio hacia la persona en cuestión. Esta historia es linda nomás. Sólo disfrútenla”.

Acto seguido, Celeste comentó que había vuelto de vivir en Estados Unidos hacía un mes y junto sus padres decidió ir al evento de la por entonces Senadora de la Nación. “Luego de la presentación, CFK y Marcelo (Figueras, quien ofició de entrevistador en esos actos de la gira) fueron hasta el aeropuerto donde tuvieron una espera de aproximadamente una hora. Nos encontramos en el salón del lugar”, enmarcó Giardinelli.

Mantuvo una charla escueta pero cuando emprendía el retiro notó que Fernández de Kirchner estaba sola mientras tomaba un mate cocido. “Me acerqué solita pues caradura, y le dije con cero pulgas: “¿Cristina?” Se sorprendió al verme y me dijo “Ay! Sí, decime””, reveló y, a sabiendas de su gusto por las historias de amo, procedió a publicar el diálogo:

“Yo: ¿Te puedo contar algo?

Ella: Sí, claro. ¿Querés un té? ((me ofreció té!!!))

Yo: No, gracias! Bueno, me gusta un macrista. ¿Te puedo contar la historia?

Ella: Ja! Dale, sentate!!”

“Y empecé. Pasé varios minutos contándole cómo conocí al joven porteño mientras vivía en otro país; preguntó su nombre y a qué se dedicaba, contesté y agregué que en su momento voló desde Ezeiza para conocerme en persona”, resaltó.

Celeste contó que quiso mostrarle fotografías pero al no tener carga en la batería de su celular, Cristina decidió stalkear al joven en cuestión en la red social Instagram: “Allí tenía él, en su feed, varias fotos con Vidal y con Michetti (las entonces gobernadora de PBA y vice presidenta de la Nación)”.

Tras “ventilar” detalles del muchacho, le hizo “la pregunta más importante de todas”: “Yo: ¿Me debería importar la política en esta relación? CFK: “Pero noo! Si hay amor, ¿qué importa la política?, ¡¡vos dale para adelante!!”.

“Pagaría por volver a ver las caras de mis padres cuando se percataron de que llevaba rato sentada frente a frente con ella ajajajjajajajajajjaja, se acercó mi mamá y le pedí que nos saque una foto…”, recordó.

A modo de conclusión, subió una fotografía de ese momento entrañable: “BONUS TRACK: Cristina entonces dijo “Dejame que me arreglo” y se fue al baño a retocarse ajajajajajajajaja, para una foto!!”.


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *