Interés general

Robledo Puch pide que lo asesinen

Compartir en

El máximo asesino de la República Argentina lleva 48 años en prisión, pide que, si no lo van a liberar, lo ejecuten con la inyección letal.

Carlos Eduardo Robledo Puch, asesino que se llevó la vida de doce personas, está preso por aquellos delitos (y otros, como cómplice de una violación) desde el año 1972.

Se sabe que, el asesino, que lleva 48 años en prisión, pide periódicamente a los guardias de la Unidad 26 de Lisandro Olmos, donde se encuentra recluido, que lo asesinen.

De hecho, en una carta que escribió a la Suprema Corte bonaerense, el “ángel negro” reclamó: “Como me siguen negando la libertad, ¿por qué no me cambian la pena por una inyección letal?”.

El asesino padece una hernia umbilical y otra inguinal bilateral. Además, sufre insuficiencias respiratorias con asma bronquial y EPOC.

Por otro lado, rechaza cualquier tipo de asistencia psicológica. Sin embargo, la semana pasada, psicólogos le realizaron una entrevista y determinaron “un discurso claro, fluido y verborrágico, no predispuesto al diálogo, pero sí a monopolizar la conversación”.

Además, aclararon que el criterio de realidad “lo tiene conservado”.

Ahora, convertido en el delincuente argentino que más tiempo lleva preso, declaró: “Antes estaba obsesionado con escaparme, ahora ni siento energía para eso. Estoy convencido de que voy a morir preso, ojalá la Justicia me demuestre que estoy equivocado”.


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *