Interés general

El Dr. Mühlberger ya está en libertad

Compartir en

La Justicia dejó en libertad al doctor de los famosos este miércoles pese al pedido de la fiscal. Deberá cumplir con una serie de normas y no podrá salir de la Ciudad de Buenos Aires.

La Justicia dispuso el cese del arresto domiciliario dictado contra el “médico de los famosos” Rubén Oscar Mühlberger, quien estaba acusado de poner “en peligro la vida o la salud de otro”, entre otros delitos.

Al esteticista se le había concedido la prisión en su domicilio particular por haber probado que padece problemas de salud, ya que fue operado un mes y medio atrás de un cáncer en el duodeno.

En una audiencia realizada este martes a pedido de la defensa, el juez Juan José Cavallari, a cargo del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas número 30, dispuso el beneficio para Mühlberger, pese al pedido de la fiscal Valeria Massaglia para que se mantuviese dicha medida cautelar.

Una de las imputaciones, la más grave, era por el artículo 106 del Código Penal, que contempla penas de entre dos y seis años de prisión a quien “pusiere en peligro la vida o la salud de otro, sea colocándolo en situación de desamparo, sea abandonando a su suerte a una persona incapaz de valerse y a la que deba mantener o cuidar o a la que el mismo autor haya incapacitado”.

Massaglia solicitó que se mantuviera la medida de arresto domiciliario, fundamentando que “existen posibilidades de entorpecimiento de la investigación por parte del encausado”.

La fiscal se basó en diversos testimonios recolectados a lo largo del proceso, los cuales a su criterio coinciden en señalar la existencia real de dicho peligro.

Según Massaglia, “estos testimonios dan cuenta de amedrentamientos sistemáticos por parte del imputado hacia los empleados de la clínica y diversos testigos de la causa”.

Mühlberger “haría prevalecer en su relación y sus diálogos con ellos una evidente situación de poder a su favor, a través de la cual les manifestaba distintas amenazas y posibles reprimendas”.

En los testimonios recabados por la fiscal Massaglia en la investigación, se resaltan los señalamientos por parte de Mühlberger acerca de que él sería una persona muy influyente.

Además, la fiscal “tomó en cuenta las declaraciones de testigos que afirman que el médico intimidó a los empleados extranjeros, a quienes los amedrentaba con la posibilidad de no volver a conseguir trabajo si declaraban contra él”.

Por otra parte, la fiscal consideró “el testimonio sobre un hecho ocurrido en uno de los depósitos de la clínica, donde desaparecieron productos que eran recetados por Mühlberger, mientras el médico realizaba la declaración indagatoria en la sede fiscal”.

El juez de la causa no lo consideró de la misma forma, disponiendo el cese del arresto domiciliario de Mühlberger.

De manera subsidiaria, la fiscal solicitó una serie de medidas restrictivas, entre las que se cuentan la obligación de concurrir a sede judicial cada 15 días, la prohibición de salir del ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sin autorización judicial, impedirle concurrir a la clínica y tomar contacto con sus empleados e imposibilitarle ejercer la medicina.


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *