Ex novio de Mühlberger confesó su relación y dio datos de la clínica

Actualidad
Compartir en

La figura del doctor Rubén Mühlberger creció y mucho de manera reciente debido a la clausura que sufrió su clínica y las allegadas a la misma mediante el compartimiento de insumos vencidos que utilizaron, la matrícula también caducada del considerado «médico de los famosos», entre algunos puntos que desembocaron en su detención y su ahora prisión domiciliaria mientras la causa tomó color. El que habló de manera reciente acerca de su persona fue Alejandro Pugliese, expareja del mencionado.

Unidos desde 2005 hasta 2012, Alejandro comenzó de esta manera sus primeros detalles de su vínculo con Rubén. «Creamos juntos la clínica. Se compró en el año 2005, era un depósito. Me llevó tres años arreglarla. En 2008 se inauguró. Los primeros años eran años de oro, él era simpático y civilizado con los pacientes y empezaron a venir los famosos. Ya en 2011 empezó la fricción entre nosotros y el 2012 fue patético. La fama lo volvió siniestro», confesó.

Además, en diálogo con «Nosotros a la mañana», Pugliese amplió cuándo fue el momento en que cambió su relación con Rubén Mühlberger. «Cuando yo estaba con él, no había irregularidades. No hacia ningún tipo de prácticas que no estén avaladas por Salud. Igual no me sorprende para nada lo que está pasando ahora. Él hizo un quiebre desde que tuvo su programa en C5N. Cuando en enero de 2013 no le quisieron renovar el contrato se enojó mucho, ahí hizo un quiebre», expresó.

El maltrato recibido por el Dr. Mühlberger

Luego, el ex novio de Mühlberger definió la «doble cara» que tenía el médico en su etapa de noviazgo. «Era un dulce de leche con los pacientes. Me dediqué durante cinco años a entender a este psicópata. He leído libros de psicología, de esquizofrenia. Era una persona muy seca, había días que no nos comunicábamos. No le interesaba hablar del pasado ni del presente, solo se enfocaba en el futuro. Teníamos una sociedad. Yo había hecho toda la parte de diseño. No iba a la clínica por el hecho de que él era muy celoso. Si un paciente me decía ‘qué lindo diseño’ se ponía como loco, así que prefería no ir y manejar los temas administrativos de manera remota desde casa», indicó.

Por último, Pugliese rememoró un hecho violento que sufrió de Rubén Mühlberger. «En el año 2012 decidí comprarme una casa y distanciarme. Un día se me apareció con esa cara de sacado para hablarme de un proyecto y me pidió un contacto. Como no le gustó lo que le contesté, de golpe veo que vuela un cuchillo y me lo clava en la sien. Siempre me decía: ‘Yo como médico sé como matar a una persona con un cuchillo’. Cuando estaba toda la casa ensangrentada, terminó de comer como si no pasara nada, y mientras yo me estaba haciendo un vendaje, se levantó y se fue», sentenció.


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *