Salud

Orion 2: Una bomba de tiempo en el mar y en el Puerto de Mar del Plata.

Compartir en

Con fuertes videos e imágenes, la tripulación del Orión 2, que ingresó hoy a la ciudad después de haber estado once días en altamar, denunció condiciones de trabajo “infrahumanas” y exigieron hisopados antes de regresar a sus hogares, luego que uno de los tripulantes manifestara síntomas gripales.

Las imágenes del interior del buque desde donde aguardan cerca de 30 personas ingresar a la ciudad son fuertes. Muestran lo que desde hace años trabajadores de la pesca, familiares y organizaciones como la multisectorial Ningún Hundimiento Más denuncian: hacinamiento, mala infraestructura, filtraciones y escasa higiene.

La espera en rada se debió a que desde hace cinco días uno de los tripulantes manifestó tener síntomas compatibles con COVID-19. De todas maneras, los trabajadores (que en su mayoría son marplatenses, salvo cuatro personas de Corrientes y dos de Entre Ríos) fueron autorizados a ingresar luego un chequeo sanitario realizado por Prefectura Naval.

Según señalaron fuentes consultadas por LA CAPITAL, todos los trabajadores fueron hisopados previo a zarpar el 6 de mayo desde la ciudad y los resultados dieron negativo. Además, aseguraron que los controles sanitarios efectuados tras el arribo del buque no arrojaron la necesidad de activar el protocolo del SAME.

Desde el barco, en cambio, manifiesta temor y un pedido desesperado: no quieren volver a sus casas sin ser hisopados previamente. 

“Nos quieren mandar a nuestras casas así como estamos y no lo vamos a permitir. No queremos bajar del barco hasta que nos den una respuesta coherente y nos paguen, porque encima no nos depositaron la plata que nos prometieron”, señaló Nazareno Julián, el tripulante que desde hace cinco días asegura tener síntomas gripales.

Según detalló en una entrevista telefónica con LA CAPITAL, desde hace días presenta un cuadro de “diarrea y vómitos” y aunque no tuvo fiebre, asegura que “transpira mucho” y le “duelen los músculos”. “Estuve durmiendo en condiciones infrahumanas, todo es infrahumano acá. Está todo mojado, húmedo”, aseguró.

Sus palabras fueron acompañadas por imágenes y videos que las respaldan. En medio de una emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, en la que la higiene de los espacios es considerada esencial para combatir la enfermedad, las condiciones del barco son deplorables.

La Capital


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *