Economía

El INDEC dio a conocer el impacto industrial a partir de la cuarentena.

Compartir en

Según informó el Indec, en marzo, esta merma fue de 7,2 puntos porcentual respecto de igual mes de 2019, un correlato de la caída del 16,8% que registró también la producción industrial.

La utilización de la capacidad instalada de la industria bajó al 51,6% en marzo, cuando comenzó el aislamiento social para combatir el coronavirus, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Esta merma en el uso de la capacidad instalada fue de 7,2 puntos porcentual respecto de igual mes de 2019, un correlato de la caída del 16,8% que registró también la producción industrial.

El promedio de 51,6% resultó incluso inferior al 59,4% de febrero, porque si bien el Aislamiento fue decretado el 20 de marzo, estas restricciones comenzaron antes de manera espontánea e impactaron fuertemente en la actividad fabril de marzo que resultó un 17% menor a la de febrero.

Los bloques sectoriales que presentan, niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general del 51,6% fueron: la refinación del petróleo (70,8%), papel y cartón (68,9%), sustancias y productos químicos (68,5%), industrias metálicas básicas (58,5%), productos alimenticios y bebidas (55,6%) y productos del tabaco (53,6%).

Por contrapartida, los bloques sectoriales que se ubicaron por debajo del nivel general fueron: edición e impresión (50,4%), productos minerales no metálicos (42,1%), productos de caucho y plástico (39,8%), la metalmecánica excepto automotores (30,4%), productos textiles (28,7%) y la industria automotriz (25,9%).

En cuanto a las perspectivas del sector para el segundo trimestre, el 74% de los empresarios encuestados por el Indec consideró que la demanda interna continuará en baja, contra un 9,8% que prevé una suba mientras que el restante 16,2% no prevé mayores cambios.

En cuanto a las exportaciones, es el 63,7% de los entrevistados que estima un deterioro hasta junio inclusive, contra un 8,8% que anticipó una mejor, mientras que el restante 27,5% no avizora mayores cambios.

Desde el ámbito empresario, la Unión Industrial Argentina (UIA) realizó una encuesta entre el 13 y 15 de abril en la que participaron 607 empresas de diversas actividades, regiones y tamaño, en la se verificó que, como producto de la cuarentena obligatoria, un 72% de las compañías del sector fabril registraron una caída de las ventas mayor al 60%.

Una de las principales preocupaciones en el sector empresario y de los trabajadores es el tema salarial. Dentro del grupo que tuvo un fuerte retroceso de las ventas, el 87% dice que tiene serias dificultades para pagar sueldos, de acuerdo con el sondeo de la UIA: el 64% de las firmas manifiesta que no podrá pagar sueldos y otro 23% que solo podrá pagar aproximadamente la mitad.

Entre las compañías se relevó a 410 empresas industriales y 197 correspondientes a distintos rubros. La mayoría de quienes contestaron la encuesta fueron empresas con hasta 50 empleados. En tanto 114 tienen entre 50 y 500 empleados y 14 de ellas, cuentan con más de 500 personas en sus dotaciones.

Dentro de este grupo, el 65% son empresas de actividades no exceptuadas. El restante 35% responde a actividades exceptuadas, por lo que incluso en los sectores esenciales la producción y las ventas están condicionadas. según el informe de la entidad.


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *