Ciencia

La NASA prepara misión kamikaze para destruir asteroide

Compartir en

Tras el acercamiento del asteroide 1998 OR2, conocido por su forma de barbijo, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) tiene en la mira otro cuerpo rocoso: el llamado 65803 Didymos B (del griego que significa “gemelo”).

Por eso prepara la misión espacial DART (Double Asteroid Redirection o prueba de redirección de doble asteroide), que lleva el nombre de la nave espacial que lanzarpa para que impacte un asteroide y así desviar su curso. La idea es analizar los resultados de la operación a fin de replicarla si alguna vez uno de estos cuerpos espaciales de gran tamaño amenaza con chocar a la Tierra.

Se prevé que el impacto se produzca a medidados de 2022. El 65803 Didymos B es una luna de 160 metros de diámetro que orbita a Didymos A, otro asteroide de mayor tamaño (750 metros de diámetro). Juntos conforman un sistema binario y ambos están situados a unos once millones de kilómetros de la Tierra.

La NASA aclaró que ninguno de estos asteroides representa un riesgo actual para la Tierra, pero remarcó que con este impacto se espera demostrar y medir el desvío en la órbita de Didymos B como consecuencia del choque. Cualquier cambio en la órbita del objeto más pequeño será más fácil de medir desde la Tierra y proporcionará un buen indicador de si se ha desviado con éxito de su trayectoria original.

Construida por el Laboratorio de Física Aplicada (APL) de la Universidad Johns Hopkins, la nave DART pesa 500 kilos y tiene forma de cubo: 1.14 metros de ancho, 1.24 metros de alto y 1.32 metros de profundidad. Cuenta con dos paneles solares desplegables que alcanzan un ancho de 12.5 metros cuando se despliegan y posee un único instrumento científico llamado DRACO (Didymos Reconnaissance & Asteroid Camera for OpNav) , un telescopio de doble propósito para observar el asteroide en alta resolución y para la navegación autónoma.

Tras su lanzamiento en julio del año próximo, DART navegará por el espacio cerca de un año y luego se estrellará contra el asteroide a una velocidad de aproximadamente 24.000 kilómetros por hora. Pero antes, la nave espacial lanzará una cámara del tamaño de una caja de zapatos hecha por la Agencia Espacial Italiana que buscará observará cómo la nave espacial se estrella tomando fotos de la lluvia de escombros y tal vez incluso del cráter resultante.

El presupuesto planificado de DART es de $ 313.9 millones repartidos en 8 años. Esto cubre el desarrollo de naves espaciales, vehículos de lanzamiento y operaciones hasta el final de su misión principal en diciembre de 2022.

La NASA cuidará en extremo los detalles de la misión espacial para no caer en su propia trampa y desviar el asteroide en dirección directa a nuestro planeta. “Didymos es un asteroide potencialmente peligroso, por lo que realmente no queremos afectar su órbita. No queremos empujarlo accidentalmente en la dirección equivocada”, explicaron desde la Agencia Espacial.

“Debemos anticipar y simular una amplia gama de condiciones y predecir resultados posibles, para que una vez que DART se estrelle contra Didymos B podamos entender las mediciones de los instrumentos”, afirmó Angela Stickle, del equipo de simulación de DART.


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *