Espectaculos

Jacobo separado de la Suller contundente: “venía a la pileta los domingos y hasta le compraba sanguchitos de miga”

Compartir en

Pasó un mes desde que nos casamos y no salimos ni una sola vez. La semana pasada fue mi cumpleaños y, el 14 de febrero, San Valentín…Y el señor Jacobo brilló por su ausencia física, material y espiritual. ¡No va más! ¡Game Over!”. Con estas palabras, Silvia Süller anunció su separación matrimonial de Jacobo Winograd a través de las redes sociales y dejó en claro que le puso punto final a su vínculo sentimental. 

Resulta que la mediática se cansó de que el comediante estuviera ausente en fechas valiosas para ella y es por eso que decidió cortar por lo sano. No obstante, para el actor Silvia está equivocada. Así lo manifestó en diálogo con DiarioShow.com. 

Yo le tengo un cariño a Silvia pero como amiga, aunque nos peleamos. Hicimos un pacto como compañeros de ruta para ser amigos y hacer una boda simbólica“, aclaró Winograd. Y agregó convencido sobre el de su casamiento en “El Precio Justo“: “Fue el programa que más raiting tuvo desde que empezó el 2020 y le rendimos muy bien a Telefe“.  

Vino Campi, nos casó. Fue un casamiento espiritual, sin sexo. Ella en su casa yo en la mía, un chocolatín blanco, Chopin, Beethoven, poesía y que yo esté con todas las mujeres que quiero y ella con todos los hombres que quiere. Dije todo en televisión“, remarcó confiado.

A su vez, enfatizó en el reclamo de su amiga sobre San Valentín. Al respecto advirtió: “Llegó el Día de los Enamorados y no la llamé porque no estoy enamorado de ella. Si era el Día del Amigo la llamaba, porque es mi amiga“. 

Además, se mostró indignado porque Süller le faltó a la verdad y le dijo que cumplía un 9 de febrero en vez del 10. “¡Me mintió! Ella venía todos los domingos a la pileta a tomar sol porque le gusta nadar y le compraba sándwiches de miga. Compré torta, champagne, había amigos, soplamos la velita, ¡todo bien!“, manifestó y luego comentó que Silvia festejó sus 62 años en un reconocido restaurant en el que lo echaron por problemas políticos hace dos años. 

Después ella dice que desaparecí espiritual y materialmente, ¡¿qué, tengo que pagarle?! Si ganó un montón de plata con la boda y Verónica Lozano. ¡Pero ella ganó más que yo!“, pronunció Jacobo. 

Fuimos a comer una vez, la llevé al casino de Tigre, me llamaba 50 veces por día por teléfono y ahora estoy sorprendido por todas las cosas que puso en Twitter. No hablo más de ella. Que Dios la bendiga y la ayude, que se amigue con la hija, el hijo y la hermana. ¡No le hice nada! Si está enojada que se enoje“, reprochó el mediático. 

Por otro lado, dejó en claro que desde que Silvia hizo su descargo no la llamó. “Tiene que pedirme disculpas porque fue ella la que saltó con el Twitter“, dijo. De todos modos, reflexionó: “Silvia es la número uno como mediática y yo soy fuerte también. Nos potenciamos y llenamos los teatros, hacemos buena dupla. La pienso ayudar siempre y siempre la ayudé“.

Indignado por el accionar de su “esposa”, Winograd concluyó: “Le regalé 40 mil pesos con Lizy Tagliani. Después le regalé dólares, le di plata. Pero qué más, ¿qué quieren que haga? Ganó en ‘Quién Quiere Ser Millonario’ 500 mil pesos. Con la boda, las alianzas y Verónica Lozano ganó muy buena plata“. 



Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *