Hijos de padres homosexuales: ¿felices igual que el resto?

Sociedad
Compartir en

hIjos-de-padres-homosexuales

La polémica en torno a las parejas homosexuales y su derecho a adoptar hijos sigue causando debate, aunque cada vez son más los países que legalizan esta posibilidad (como Holanda, Suecia, España y latinos como Uruguay, Argentina y México). Quizá uno de los argumentos que más se utiliza para oponerse al tema es el riesgo del estado psicológico de los niños que crecen con dos padres o dos madres. Sin embargo, un reciente estudio postula algo interesante.Según el estudio, no hay impactos negativos en los hijos de parejas homosexuales.

Según el estudio, no hay impactos negativos en los hijos de parejas homosexuales.Las universidades de Colorado y Oregon trabajaron conjuntamente en una investigación, que concluyó que la orientación sexual de los padres no tendría un impacto negativo directo en la conducta, la psicología o la educación de sus hijos.

Los resultados se sustentaron en el análisis de 19 mil estudios realizados entre 1977 y 2013, en los cuales no se encontraron diferencias entre los niños que crecieron con parejas gay y los que no.Ryan Light, profesor de sociología de la Universidad de Oregon y coautor del estudio, señaló a The Huffington Post: “El consenso es abrumador en términos de que no hay diferencia en los niños que son criados por personas del mismo sexo”.La investigación se titula “Resultados del consenso científico, la ley y la crianza de los hijos por padres del mismo sexo” y fue publicada en la revista Social Science Research.

POSTURAS ENCONTRADAS

Pese a los datos obtenidos, también se ha dado a conocer investigaciones que cuestionan la posibilidad de que parejas del mismo sexo puedan adoptar. En junio de 2014, el sociólogo estadounidense Paul Sullins publicó en el British Journal of Education los resultados del estudio “Problemas emocionales entre los niños con padres del mismo sexo: diferencia por definición”.El análisis se basó en 512 niños criados por padres homosexuales. Al compararlos con hijos de padres biológicos, el sociólogo halló 12 índices de problemas emocionales y de desarrollo, entre los que se encuentran “mal comportamiento, preocupación, depresión, una pobre relación con sus coetáneos e incapacidad para concentrarse”, según señala el Laboratorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia.Sin embargo, en 2013, la Universidad de Melbourne (Australia) publicó otro estudio que aseguraba que los hijos de padres homosexuales podrían ser incluso “más felices y sanos” que los criados en familias tradicionales. Mostró que los niños criados por parejas del mismo sexo obtuvieron un índice 6% más alto que la población general en cuanto al estado de salud y la cohesión familiar.“Debido a la situación en que las familias del mismo sexo se encuentran, por lo general son más dispuestas a comunicarse y acercarse a las cuestiones que cualquier niño puede enfrentar en la escuela, como las burlas o el acoso”, contó Simon Crouch, autor principal del estudio, a The Huffington Post.

El tema sigue dividiendo opiniones. Según declaraciones a la agencia Reuters, Ryan Light espera que los resultados de su investigación tengan un impacto en futuros casos jurídicos sobre el matrimonio gay, sobre todo ahora que la Suprema Corte de Estados Unidos lo ha legalizado.

Que opinas?


Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *